10 jul. 2009

Alberto Montaner y Otto Reich detrás los criminales golpistas de Honduras

Tanto Alberto Montaner como Otto Reich estuvieron en contacto permanente con los golpistas, mediante agentes intermediarios directos o vía telefónica.
--

--
Los contrarrevolucionarios cubanos Carlos Alberto Montaner y Otto Reich, ex subsecretario de Estado del gobierno de George Bush, colaboraron como asesores en el golpe de Estado a Manuel Zelaya.
--

--
Otto Reich, furibundo contrarrevolucionario, tira la piedra y esconde la mano. El peligroso neofacismo de la era Bush, vuelve al acecho, se agrupa y planifica una ola de golpes militares en Latinoamérica.
--
Una información publicada hoy en el periódico Granma, tomada de Radio Miami, revela que un informe secreto enviado a una embajada de un país europeo muy aliado al gobierno de Estados Unidos revela de manera detallada y convincente esas acciones.
--


--
Carlos Alberto Montaner, exagente gusano anticastrista de la CIA tiene sus manos metidas en el golpe a Zelaya. Una muestra de desesperación y el fracaso de la contrarevolución cubana
--
De acuerdo con este informe tanto Montaner como Reich estuvieron en contacto permanente con los golpistas, mediante agentes intermediarios directos o vía telefónica.

El primero utilizó un puente electrónico desde Madrid y Miami, mientras el segundo lo hacía desde Panamá.

Montaner aconsejó a los golpistas hondureños resistir las presiones internacionales para evitar el regreso de Zelaya a su país y adelantar el proceso electoral presidencial convocado para finales de este año.

Los dos están en Miami desde donde mantienen comunicación constante con los golpistas del citado país centroamericano en calidad de "amigos colaboradores".

Carlos Alberto Montaner es un (ex) agente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos destinado a practicar el terrorismo de Estado, antes en Puerto Rico y ahora, en España; y en tácticas de hostigamiento a la Revolución cubana.

6 jul. 2009

Micheletti nombra al asesino y torturador Billy Joya ministro asesor del gobierno golpista

Otro gorila con hojilla
--

--

El gobierno de facto de Roberto Michelletti en Honduras nombró el pasado miércoles, como ministro asesor, a Billy Joya, conocido por coordinar y dirigir torturas y asesinatos en este país durante la década de los años 80. Joya integró el Batallón de Inteligencia (3-16) y fundó el Escuadrón elite de represión "Lince", de los Cobras y primer comandante de esa agrupación.

De 1984 a 1991 permaneció en el escuadrón de la muerte 3-16, donde desempeñó diversos cargos, bajo el seudónimo de "Licenciado Arrazola" . Se le imputa la responsabilidad criminal directa en al menos 16 casos y operativos especiales que dejaron más de una decena de personas muertas y torturadas por sus vínculos con organizaciones progresistas.

La actuación de Joya fue denunciada en su momento. Sin embargo, este antecedente no es válido para Micheletti, cuyo gobierno repudia hoy la comunidad internacional. La Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas adoptó la víspera una resolución en la que condena el golpe militar en Honduras y demanda la restitución inmediata del Presidente legítimo de esta nación, Manuel Zelaya.

La resolución, adoptada por aclamación, hizo un llamado a los 192 estados miembros de la ONU a no reconocer el régimen militar que tomó el poder por la fuerza y a no reconocer un gobierno distinto al de Zelaya.

PERFIL DE BILLY FERNANDO JOYA AMÉNDOLA
Miembro del Escuadrón de la Muerte B 3-16

El Batallón 3-16

* En Honduras no existe acta de fundación del Batallón 3-16, pero los primeros desaparecidos datan de 1981.

* En ese año, Washington decidió cambiar de embajador en Tegucigalpa. John Dimitri Negroponte fue el elegido. Su currículo, impecable: antiguo jefe de la CIA en Vietnam. Negroponte fue el hombre clave de la estrategia anticomunista de Washington en Centroamérica y en la creación de la Contra nicaragüense.

* Los hombres del 3-16 fueron entrenados por agentes de la CIA y destacados militares argentinos.

* En esa época aparece vinculado a la instrucción del 3-16 el general Suárez Manson, uno de los mayores represores de la dictadura argentina. Billy Joya no sólo estudió los métodos argentinos. Siendo cadete de la escuela militar Francisco Morazán de Tegucigalpa, marchó becado al Chile de Pinochet.

Billy Fernando Joya Améndola

Miembro del Escuadrón de la Muerte B 3-16

* Capitán del Ejército de Honduras, era jefe de su división táctica en el Batallón B3-16. Actuaba sincronizado con la Dirección Nacional de Investigaciones (DNI), el brazo represor del Ejército. Experto en infiltración y guerra sicológica.

* De 1984 a 1991 permaneció en el escuadrón de la muerte B3-16, donde desempeñó diversos cargos, bajo el seudónimo de "Licenciado Arrazola", entre ellos: Enlace entre consejeros norteamericanos y el Batallón 3-16; Jefe del Destacamento Técnico Especial; Coordinador entre Tegucigalpa y San Pedro Sula del 3-16; Enlace de los asesores argentinos y el 3-16.

* Se le acusa de secuestrar y torturar a seis universitarios hondureños en 1982.

* También se le imputa la responsabilidad criminal directa en al menos 16 casos y operativos especiales que dejaron más de una decena de personas muertas y torturadas por sus vínculos con organizaciones progresistas, entre ellos: Los operativos de las colonias la Campaña, La Matamoros, la San Francisco, La Florencia Sur, la Aurora, Guamilito y Loarque, entre otros.

* Actualmente El gobierno de facto de Roberto Michelletti en Honduras nombró como ministro asesor a Billy Joya.

28 jun. 2009

Honduras: la torpeza suicida y desesperada de las oligarquías latinoamericanas



--

--
Golpe de Estado en Honduras, militares secuestran a Zelaya
--
Inicia cumbre del ALBA para activar mecanismos que reviertan el golpe de estado en Honduras
--
Image Hosted by ImageShack.us
--
El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, ratificó que la Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra América (Alba) está lista para revertir el golpe de Estado que sufrió el pueblo hondureño y el presidente Manuel Zelaya la madrugada de este domingo.

El Consejo de Presidentes del Alba está activado y cada quien en su puesto de mando y evaluando la situación, pero actuaremos en la medida en que se desarrollen los acontecimientos en Honduras”, enfatizó el jefe de Estado venezolano en el Palacio de Miraflores, en Caracas.

Agregó:“Una de las características del Alba es que ocupa las fachadas geopolíticas de América Latina y a través de éstas estamos en plena batalla y en contacto con esa nación para repudiar ese golpe de Estado (en Honduras)'.

Asimismo, el mandatario indicó que las Fuerzas Armadas de Honduras deben poner sus fusiles al mando del pueblo y no en su contra, por tal motivo 'este golpe de Estado es totalmente armado por los militares gorilas'.

El presidente Chávez hizo un llamado a los actores del golpe de Estado en Honduras para que cesen el atropello que están llevando a cabo contra el gobierno legítimamente constituido en esa nación.

8 jun. 2009

Perú: Genocidio de Alan García: La derecha criminal de América Latina sigue mostrando sus garras


Fuerzas policiales con armamento de guerra,
durante la represión a
indígenas peruanos en Bagua


Enfrentamientos entre indígenas amazónicos y fuerzas armadas han dejadado decenas de muertos y numerosos heridos el viernes 5 de junio en el norte de Perú .

Los nativos, que bloqueaban la ruta transamazónica, retuvieron como rehenes a varios policías. Las fuerzas del orden dispararon contra los manifestantes, utilizando helicópteros para ello, según algunas fuentes.

Estos enfrentamientos son resultado de un conflicto entre indígenas de la selva y el gobierno de Alan García, a causa de la explotación de las riquezas petroleras. Inmensas reservas han sido descubiertas en años recientes en la región. Un "milagro", según el presidente García, que multiplican las iniciativas favorables a su explotación por las empresas extranjeras, incluido Perenco, un grupo franco-británico. Esto tiene consecuencias trágicas para las comunidades de cazadores-recolectores que obtienen sus recursos del bosque y de los caudales de agua.

Los indígenas agrupados en la Asociación Interétnica para el Desarrollo de la Selva Peruana se han movilizado contra la destrucción y la contaminación de su espacio vital y, después de varias semanas, la tensión no termina. Ellos han recibido el apoyo de numerosos sectores de la población en todo el país. Antes de los acontecimientos de los últimos días, una movilización general había sido programada para el jueves 11 de junio.

El gobierno manifestó su voluntad de pasar a toda costa, de abrir la vía a las compañías, burlándose de los derechos reconocidos a las comunidades desde los años 1970 (por parte del gobierno militar progresista de Juan Velasco Alvarado), protegidos por las convenciones de Naciones Unidas.

Esto que pasa en Perú es una ilustración dramática de un problema que se ha hecho crucial en toda América Latina: la explotación del subsuelo y la devastación del medio ambiente en detrimento de los pueblos autóctonos y de la biodiversidad. En Brasil, Chile, Colombia, Guatemala... los grupos indígenas se oponen a las empresas de explotación de recursos petroleros, mineros o forestales. En Ecuador, las comunidades amazónicas abrieron un proceso histórico contra la empresa trasnacional Texaco, que ha provocado un verdadero desastre ecológico en una vasta región. No se había visto jamás que las comunidades amazónicas intentaran un proceso contra una gran multinacional y todavía menos que los tribunales se mostraran sensibles a sus argumentos (una decisión final se espera próximamente).

7 jun. 2009

¿Cuba en la OEA?

-
Luego de 47 años la 39ª Asamblea General de la OEA selló ayer un acuerdo para derogar por unanimidad la exclusión de Cuba aprobada en 1962. La resolución no impone condiciones a Cuba, aunque establece mecanismos que deberían ponerse en marcha en (el improbable) caso de que La Habana expresara su deseo de retornar a la OEA. La noticia da pie a diversas consideraciones.

Primero, la resolución es un síntoma de los grandes cambios que han tenido lugar en el panorama sociopolítico de América Latina y el Caribe en los últimos años y cuyo signo distintivo es la persistente erosión de la hegemonía norteamericana en la región. La derogación de aquella ignominiosa resolución impuesta por la administración Kennedy revela la magnitud de las transformaciones en curso y que la Casa Blanca acepta a regañadientes. De este modo se repara –si bien tardía y parcialmente- una decisión de inmoralidad manifiesta y que ha pesado como un intolerable baldón sobre la OEA y sobre los gobiernos que con sus votos, o su abstención, facilitaron los planes del imperialismo norteamericano. Este, al no poder derrotar militarmente a la Revolución Cubana en Playa Girón optó por erigir un “cordón sanitario” para evitar que sus influjos emancipadores se contagiaran a los demás países del área. Intento que, por cierto, fracasó rotundamente.

Segundo, el debilitamiento de su hegemonía no significa que Estados Unidos renuncie a apoderarse, por otros medios, de los recursos y las riquezas de nuestros países o a tratar de controlar a nuestros gobiernos apelando a otros expedientes. Sería un error imperdonable pensar que debido a este declive de su capacidad de dirección política -e intelectual y moral a la vez- el imperialismo depondrá sus armas y comenzará a relacionarse con nuestros países en un pie de igualdad. Todo lo contrario: ante el declinar de su hegemonía su respuesta fue nada menos que la activación de la Cuarta Flota, con el propósito de lograr por la fuerza lo que en el pasado obtenía por la sumisión o complicidad de los gobiernos de la región. Y Obama no ha emitido la menor señal de que piensa cambiar esa política.

Tercero: Cuba, así como los demás países de Nuestra América, nada tienen que hacer en la OEA. Tal como lo hemos señalado en innumerables oportunidades, esta institución reflejó un momento especial en la evolución del sistema interamericano: el de la absoluta primacía de Estados Unidos. Esa etapa ya ha sido superada, y no tiene vuelta atrás. La maduración de la conciencia política de los pueblos de la región hizo que aún gobiernos muy afines a la Casa Blanca no tengan otra opción que enfrentarse a Estados Unidos en la condena al bloqueo de Cuba y, en San Pedro Sula, a derogar la decisión de 1962. Ante esta situación, la OEA está condenada por su larga historia como dócil instrumento del imperialismo: legitimó invasiones, asesinatos políticos, magnicidios, (algunos, como el de Orlando Letelier, perpetrados en Washington), golpes de estado y campañas de desestabilización contra gobiernos democráticos. Fue ciega, sorda y muda ante las atrocidades del “terrorismo de estado” auspiciado por Estados Unidos y ante políticas criminales como el Plan Cóndor. Cuando en Mayo del 2008 estalló la crisis en Bolivia el conflicto fue rápidamente solucionado por los países de América Latina sin que la OEA jugara papel alguno. No hizo falta. No hace más falta.

2 jun. 2009

Venezuela: intelectuales de derecha huyen al debate de ideas en el Palacio de Miraflores

" Si hubiera habido algo como RCTV en los Estados Unidos, o Inglaterra, o en Europa occidental, los propietarios y los gestores habría sido llevado a juicio y ejecutados. En los Estados Unidos ejecutados, en Europa hubieran sido enviados a la cárcel de por vida, de inmediato, en 2002. Usted no puede imaginar al New York Times o CBS apoyando un golpe militar que derroque al gobierno, incluso durante un día. La reacción hubiera sido: ‘envíen un pelotón de fusilamiento. "
Noam Chomsky

Hugo Chávez responde y reta a debatir Mario Vargas Llosa

--

--
Intelectuales huyen al debate libre(pseudoliberales)
--
El Presidente Chávez reconoció en distintas ocasiones que él había leído en su juventud varios libros de Vargas Llosa, y que sentía mucha admiración por él como escritor. "Vargas Llosa, no tengas temor, aquí somos gente seria, respetuosa. No te vamos a faltar el respeto... ahora, allá tú si nos vienes a faltar el respeto. Eres un ser humano, bienvenido a Venezuela, Vargas Llosa. El de la Ciudad y Los Perros. El que yo leía de niño, y lo admiraba", dijo Chávez.
Pero le aclaró nuevamente que, "si quieres debatir conmigo pelo a pelo (uno contra uno), llega a ser Presidente, o espera al 2021 a que yo me retire de aquí, y entonces debatimos".
--
Es un desperdicio enorme no haberlo hecho
Para el filósofo mexicano, Fernando Buen Abad, el debate entre quienes respaldan el capitalismo y el socialismo es una oportunidad extraordinaria, sobre todo ahora que la humanidad "vive una crisis profunda, compleja y muy costosa producto del debacle del capitalismo"

Los intelectuales de derecha no acudieron a la invitación que hizo el presidente Hugo Chávez para debatir este sábado en cadena nacional desde el Palacio de Miraflores con intelectuales progresistas.

El doctor en Filosofía y licenciado en Ciencias de la Comunicación, Fernando Buen Abad, señaló desde la Sala Simón Bolívar del Palacio de Miraflores que "de todas maneras se mantiene abierta la invitación en cualquier lugar y en cualquier momento. No es algo personal ni se trata de bravuconerías como se ha querido hacer ver, es un problema que le importa a la humanidad porque la humanidad vive una crisis profunda, compleja y muy costosa producto de la debacle del capitalismo".

Considera que la invitación que hizo el Primer Mandatario nacional la noche de este viernes para debatir sobre el capitalismo y las ideas que respaldan el socialismo "es una oportunidad extraordinaria, es inédito que haya semejantes condiciones para que uno pueda expresar lo que piensa. Que mejor oportunidad puede haber para un intelectual que poder conversar para contribuir al desarrollo de los seres humanos. Podíamos haberla aprovechado aquí y ahora, la verdad es que es un desperdicio enorme no haberlo hecho".

De nuestra parte- ratificó- "tenemos ganas de conversar sobre cosas duras, porque es la humanidad misma la que está metida en un peligroso sistema porque el capitalismo está resultando muy costoso para los campesinos, la clase obrera, el ecosistema. Tiene que ser analizado en sus orígenes, desarrollo y consecuencias de manera abierta y plural".

"Su formación o la seriedad que hayan puesto a sus ideas no les bastará para justificar lo que está pasando. El capitalismo es el capitalismo por más intelectuales que contraten para defenderlo. Las consecuencias saltan a la vista. En un debate serio terminarán por reconocer que hay cosas que son insustentables, agregó.

De cualquier forma, "estamos a la espera de que nos manden una luz o un mensaje que nos deje saber si de verdad tienen ganas de conversar y debatir sobre pensamientos".

28 may. 2009

Las luchas de clases no pasaron de moda(aunque nos lo quieran hacer creer) *

Cuando despertó,
el dinosaurio todavía estaba ahí
.

Augusto Monterroso

Las luchas de clases no pasaron de moda”. Es quizá inusual titular así un artículo de opinión. Inusual, o tal vez irrespetuoso. Pero necesario. ¿Por qué?.

En el desarrollo del pensamiento occidental va surgiendo desde hace tiempo, antes de Marx incluso, una corriente que toma lo social como objeto de reflexión. Con distintas lecturas y con diferentes objetivos perseguidos, muchos autores van haciendo del todo social un campo de estudio. Lo investigan, lo desmenuzan, ponen sobre él el ojo crítico transformándolo así en un nuevo sector del saber; antes aún de llamar a eso “ciencias sociales” (ya entrado el siglo XX), va ganando solidez y profundidad el pensamiento en torno a ese problema novedoso en la historia, apareciendo así líneas de desarrollo con autonomía y pretensión de mayoría de edad en el campo de los saberes.

Surgen entonces la economía política, la sociología, la ciencia política como proyectos epistemológicos independientes. En ese movimiento, desde distintos referentes teóricos (filósofos como Hegel, economistas como Adam Smith o humanistas varios que vienen desde el Iluminismo francés en adelante), en todos los casos sin el más mínimo ánimo de transformación social, aparecen conceptos novedosos en la historia del pensamiento: explotación del trabajo, plusvalía, conflicto social, dialéctica del amo y del esclavo, gobierno del pueblo.

Fue Carlos Marx quien da un salto y propone una línea de acción política definida para cambiar el estado de cosas a partir de esos conceptos, fundando lo que él llamó materialismo histórico. Pero todo ese fermento de cambio ya estaba en el pensamiento de su época. La idea de lucha de clases, se expresara abiertamente o no, es algo que recorre buena parte del pensamiento político-filosófico occidental moderno.

Más allá del ámbito académico o intelectual en sentido amplio, la idea de lucha de clases es algo desde siempre conocido por los poderes, por las clases dominantes. Parafraseando a Hegel podría decirse que “el amo tiembla aterrorizado ante el esclavo, porque sabe que tiene los días contados”, lo cual no expresa sino la estructura más íntima de las relaciones de clases: quienes detentan el poder saben que lo hacen a base de un forzamiento, y que para ello necesitan día a día estar renovando ese estado de explotación. Como justamente saben que hay una inequidad no natural en juego –mantenida a base de fuerza (el engaño de la ideología, y cuando es necesario: la represión con fuerza bruta)– la cuerda en tensión puede romperse en cualquier momento. La explotación de clase se mantiene en un equilibrio inestable, pues siempre los explotados pueden rebelarse.

Esa tensión perpetua que rige todo el edificio social es lo que mantiene en vilo a las clases explotadoras; si no, no serían necesarias fuerzas armadas de seguridad ni todo el dispositivo que día a día invisibiliza la explotación, manteniéndola. Como el amo sabe que alguna vez el esclavo puede abrir los ojos y levantarse, día a día debe renovar sus mecanismos de seguridad para la defensa de sus privilegios, pero sabiendo siempre que eso no puede ser eterno. De ahí que, aunque mantiene altanero sus prerrogativas, tiembla porque sabe que alguna vez puede perderlas.

La historia de la humanidad no es sino una continua lucha donde los detentadores del poder defienden a muerte sus beneficios de clase social contra los que no las tienen, por miedo a que se las arrebaten.

23 may. 2009

Costa Rica: rumbo a un caótico incremento de las revueltas y los disturbios sociales(*)

Los comunistas consideran indigno
ocultar sus ideas y propósitos,
proclaman abiertamente que sus objetivos
sólo pueden ser alcanzados, derrocando por la violencia
todo el orden social existente.
Que las clases dominantes tiemblen
ante una revolución comunista.
Los proletarios no tienen nada que perder
en esta, más que sus cadenas.
Tienen, en cambio, un mundo que ganar.

--


La Bella Bruja - Mensaje al alto poder
--
En esta crisis, sería sano ver una autocrítica de los economistas y un reexamen de su ciencia.
Porque de todas, fallaron todas: previsión, diagnóstico, alcances, soluciones y duración. De haber sido médicos, el paciente se habría muerto varias veces. Olvidaron que su ciencia nació como economía política y que lo que importa es la economía real y no las abstracciones.

Con el sombrero de la recesión, o sin él, la clase política debe admitir que la Costa Rica que se perdió no es solo la de la carreta y el Cadejos, sino la de una clase media fuerte, trabajadora y con oportunidades; la de un campesinado vigoroso, dueño de sus propias tierras, con crédito, mercado y posibilidad de estudio para sus hijos; la de un sector laboral con empleo, salarios crecientes y organizaciones gremiales de protección y defensa; y la de una intelectualidad politizada, con sentido crítico, sin miedo al debate democrático.

Hoy los tugurios y la miseria conviven con los guetos millonarios. Y en su entorno se agazapan las “bandas de polacos”, o las “cuevas de sapos”. Unos guardas privados y unas murallas perimetrales, incapaces de detener los desbordes de masas incontroladas, es lo único que los separa.

Los unen, en cambio, los temores de unos y los resentimientos de otros, gracias a un modelo de desarrollo que incrementó la riqueza en un polo y la pobreza en otro, sin ninguna compensación; que desmejoró la condición de amplios sectores de la clase media y abrió brechas de desigualdad social tan anchas, que perfilaron varias Costa Ricas.

El grotesco y ostentoso hedonismo de los nuevos ricos da la razón a la Iglesia y no al Presidente, porque el problema no es de caridad, sino de políticas sociales, que no basta enunciar, sino que debieron ejecutarse ayer.

15 may. 2009

!Horror en Colombia¡: Los falsos positivos

--


--
Colombia: Los falsos positivos: Detrás de los medios
--
En el marco de la jornada mundial en contra de las ejecuciones extrajudiciales en Colombia, el Observatorio presenta un nuevo capítulo del informe audiovisual Detrás de los Medios. Este trabajo documental es un recorrido por las informaciones que circularon en los medios masivos de comunicación audiovisual sobre el denominado "escandálo de los falsos positivos" en Colombia, durante los meses de septiembre de 2008 y febrero de 2009.
http://blip.tv/file/1842573 - Video Completo (31min)
Una realización:
Observatorio audiovisual e investigativo sobre procesos comunitarios y de resistencia. Producciones El Retorno
--


--

12 may. 2009

Influenza A-H1N1 ¿made in USA? (*)

Diez días antes del primer caso en México se registró un enfermo de virus influenza sin identificar en California.
--


--
Influenza porcina la verdad oculta.
--

Aunque la OMS dijo que el Gobierno mexicano había desestimado las advertencias que le hizo el 11 de abril, día en que se conoció el primer caso de influenza atípica en El Perote, Veracruz, han surgido otras informaciones que apuntan a EEUU

La epidemia o pandemia derivada de la influenza A-H1N1 ha terminado convirtiéndose en una controversia internacional en la que se busca culpar a alguien y México parece ser el elegido por haber sido el primero en hacer pública la situación y adoptado las medidas que se conocen a nivel mundial, medidas que ningún otro país ha tomado. Sin embargo, y aunque la Organización Mundial de la Salud se sumó a la crítica diciendo que el Gobierno mexicano había desestimado las advertencias que le hizo el 11 de abril, día en que coincidentemente se conoció el primer caso de influenza atípica en El Perote, Veracruz, ahora han surgido otras informaciones que apuntan a Estados Unidos.

El diario «The Washington Post», que ya en su edición sabatina había formulado críticas a la forma en que opera el aparato de salud del país del norte, publicó en su edición dominical un amplio reportaje en el que deja en claro que las autoridades sanitarias de esa nación registraron el 30 de marzo el primer caso de un virus que no pudieron identificar. Ese día, en el sur de California, un niño de 10 años había desarrollado un cuadro de tos y fiebre, al que normalmente no le habrían dado importancia. Pero el Centro de Investigaciones de Salud de la Armada estadounidense de San Diego estaba participando en un ensayo clínico de un test de 30 minutos sobre virus, de modo que tomaron una muestra de flujo nasal del niño.

Los virólogos, expertos en influenza estacional, no lo pudieron identificar. Mandaron entonces la muestra al laboratorio de la Clinica Marshfield en Wisconsin, donde concluyeron que el paciente A, como se conocía al niño, estaba infectado con un virus de influenza imposible de reconocer y enviaron la muestra a un laboratorio estatal, adonde llegó después de las 3 de la tarde del 10 de abril, cuando estaban cerrando por el feriado de Semana Santa.

6 may. 2009

Pandemia de gripe porcina: mentiras políticas y desinformación mediática (*)

¿Qué es la gripe? Es una grave enfermedad respiratoria contagiosa causada por los virus de la gripe. Millones de personas en Estados Unidos padecen gripe cada año. La mayoría suele estar enferma una semana aproximadamente. Algunas personas (especialmente los niños pequeños, las mujeres embarazadas, los ancianos y las personas con problemas crónicos de salud) pueden ponerse muy enfermas y muchos mueren por la gripe.

Centro para el Control y Prevención de la Enfermedad [1]

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aumentó su nivel de alerta de pandemia a un nivel 5 en una escala de 6. La fase 5 de la OMS significa que hay una propagación continua entre humanos del virus en al menos dos países y que es inminente un brote de la enfermedad a nivel global... Indica también un aumento de los esfuerzos para producir una vacuna ... Se han confirmado casos humanos en México, Estados Unidos, Canadá, Gran Bretaña, Israel, Nueva Zelanda y España" .

Según los informes, la OMS tomó la decisión después de que “un bebé de 23 meses muriera [de gripe porcina] en Texas tras haber viajado desde México para recibir tratamiento médico”. Según los informes, la gripe porcina se ha confirmado en 11 de los estados de Estados Unidos. Se han citado las palabras de altos cargos sanitarios de la OMS en Ginebra y Washington afirmando que “es poco probable que se detenga la propagación del virus”. Los medios de comunicación se han puesto a pleno rendimiento con muy pocos análisis y revisión de las pruebas, y han centrado la atención en los más de 2.400 casos de gripe no específica en México.

“la propagación mundial es inminente”...

“todos los países deberían activar planes de preparación”,

“La peor crisis sanitaria a la que se enfrenta el mundo desde hace 90 años...”

Al día siguiente de que la OMS decretara la fase 5 de la alerta, un científico vinculado con el Centro para el Control y Prevención de la Enfermedad de la Unión Europea insinuó, sin pruebas, que la pandemia podía afectar “de manera benigna” a entre un 40% y 50% de la población de la UE (véase europeanvoice.com, 30 de abril de 2009). El profesor Neil Ferguson, un miembro del grupo de trabajo de la OMS sobre la gripe porcina, afirmó que “el 40% de las personas en Reino Unido podrían infectarse en los próximos seis meses si el país se viera afectado por la pandemia”.


No sabemos qué dimensiones tendrá la epidemia en los próximos dos meses ... Es casi seguro que aunque desaparezca en las próximas semanas (lo que puede ocurrir) tendremos una epidemia estacional en otoño” .

Podemos esperar que hasta entre un 30% a un 40% de la población enferme en los próximos seis meses si verdaderamente se convierte en pandemia. Puede que tengamos una cantidad importante de personas infectadas, pero, si a mí me gustara apostar, diría que durará poco porque avanzamos hacia el verano”. El profesor Ferguson afirmó que los 152 muertos en México probablemente suponen una proporción relativamente pequeña del número total de infectados que podría llegar a decenas o cientos de miles” (Daily Express, 1 mayo de 2009).

Los reportajes de los medios de comunicación están distorsionados. Se transforman las realidades. Las declaraciones de los políticos no están respaldadas por pruebas médicas y científicas.

Las declaraciones del profesor Ferguson carecen de fundamento. No se ha molestado en confirmar el número de casos de gripe porcina en México “confirmados por el laboratorio”. ¿Entre el 30% y el 40% de la población de Gran Bretaña? ¿Hasta el 50% de los 500 millones de habitantes de la Unión Europea? ¿En qué se basan estas afirmaciones?

Según los reportajes, el 27 de abril sólo había un caso de gripe porcina en toda la UE: “El primer caso confirmado en Europa de gripe porcina se diagnosticó en España. La ministra de Salud del país lo confirmó el lunes por la mañana, después de que se le hicieran pruebas a un hombre que había vuelto recientemente de México” BBC, 27 de abril de 2009 [2]).

Debilitar el movimiento de protesta social

Declaraciones de esta naturaleza sobre la “inevitable propagación” de la enfermedad crean, bastante deliberadamente, una atmósfera de temor, inseguridad y pánico. También sirven para distraer la atención de la gente de la devastadora crisis económica global que está llevando al mundo a la pobreza y al paro generalizados, por no mencionar la guerra en Oriente Medio y el tema más general de los crímenes de guerra de la OTAN-EEUU. La Verdadera Crisis Global está marcada por la pobreza, el colapso económico, los conflictos étnicos, la muerte y la destrucción , la derogación de los derechos civiles y la desaparición de los programas sociales del Estado. El anuncio por parte del UE de la pandemia de gripe porcina inevitablemente sirve para debilitar el movimiento de protesta social que se ha extendido por Europa. En México las medidas de emergencia contra la gripe porcina que han “cerrado” zonas urbanas enteras se consideran en general un pretexto del gobierno de Felipe Calderón para frenar la creciente desconformidad social con una de las administraciones más corruptas de la historia mexicana. En México se suspendió el desfile del 1 de mayo, que iba dirigido contra el gobierno de Calderón.

2 may. 2009

Epidemia de influenza humana y clases sociales(*)

--

--
Atónito, en compañía de los respectivos secretarios de Salud estatales del Distrito Federal y del Estado de México, el Dr. José Ángel Córdova Villalobos, secretario federal de Salud, en conferencia de prensa del pasado jueves 23 de abril desarrollada a las 11 de la noche, hacía el primer reconocimiento público respecto al serio problema de salud pública desatado a partir de la aparición de una nueva cepa del virus de influenza, la H1N1, que evolucionó a partir de la fiebre porcina. Para ese momento ya se hablaba en los medios de un par de decenas de decesos a partir de esa enfermedad. Además de las diferentes medidas sanitarias anunciadas, en esa misma conferencia se informó sobre la suspensión de actividades hasta nuevo aviso en todos los niveles del sistema educativo de la Ciudad de México y del Estado de México.

Un par de días después, el sábado 26, en una nueva conferencia de prensa el gobierno federal anunciaría que la suspensión de las actividades académicas se extenderá hasta el 6 de mayo, incluyendo en este caso ya al sistema educativo de San Luis Potosí, entidad en la que ya se registraban al menos 20 decesos.

Por su parte, ese mismo sábado la Organización Mundial de la Salud (OMS) declararía públicamente que, dada la magnitud de la crisis de salud pública en México, el mundo está ante “una pandemia potencial”; es decir, ante una epidemia que afecta al mismo tiempo a muchos países en el mundo y, al ser producida por un virus nuevo, puede ocasionar un cuadro clínico de mayor severidad.

Todos estos factores obligaron este domingo a las autoridades de los Estados Unidos, país en el que ya se ha registrado 20 contagios, a declarar a esta nación en estado de emergencia de salud pública, razón que motivó también el reforzamiento con efectivos del ejército yanqui de su frontera con México. Por otro lado, al sur de México, Guatemala ha declarado la alerta amarilla y está tomando medidas para tratar de impedir que el virus traspase su frontera.

Esta era algunas reacciones ante un panorama en el cual ya se hablaba en México de mil 384 “posibles contagios” y 81 fallecimientos, de los cuales en 22 casos existían evidencias plenas de que acontecieron a consecuencia del contagio de este nuevo virus de influenza. El primer deceso se registraría en el estado de Oaxaca el pasado 13 de abril.

En medio de una enorme confusión y medidas tomadas de forma abrupta por parte del gobierno federal hemos visto en los últimos días un enorme movimiento de temor. La llamada influenza porcina ha logrado paralizar una de las ciudades más grandes del mundo: los parques, plazas públicas y centros recreativos se han visto vacíos. Es claro que hay un peligro latente pero, ¿de qué estamos hablando exactamente?




Aumenta a 443 el número de casos por influenza humana: SSA

¿Qué es la influenza?

Cuando oímos hablar en los medios de comunicación masiva sobre la influenza por lo general se puede confundir pues se pueden referir a dos cosas, por un lado pueden estar hablando de un cuadro sintomático respiratorio (dolores de cabeza, dolor general del cuerpo y garganta, etc.).

Por ejemplo en Estados Unidos se le llama “flu” al cuadro sintomático de gripe, refiriéndose a la influenza. Por otro lado y en términos más científicos se puede estar hablando de una familia de virus, el género de un tipo de virus.

Por lo regular de lo que habla todo el mundo es de lo primero, el cuadro de gripe que puede ser generado por diferentes virus; es decir que cuando nos referimos a la influenza estamos hablando de que existe un cuadro de enfermedades que puede ser causado por diferentes virus.

Cada año, principalmente en temporadas de frío, se desarrollan cuadros de enfermedades respiratorias, es decir de la familia de la influenza. En cada una de estas temporadas el contagio es grande, principalmente porque la gente se amontona en el transporte público y en diferentes lugares. Siempre en esas fechas la Secretaría de Salud espera una cantidad de muertes ya que los diferentes virus atacan y la respuesta de cada cuerpo al virus es diferente.

La diferencia fundamental del virus que ahora está azotando a algunos estados de la República y a algunos otros países es que es altamente contagioso, basta que se haya estado cerca con alguien infectado para que lo puedas albergar en tu cuerpo, y lógicamente que si los contagiados se disparan exponencialmente el índice de mortandad también lo hace.

Es por eso que el gobierno ahora quiere por todos los medios evitar el contagio masivo, si controla eso en una primera instancia lo que controlará también es que el índice de defunciones para que no siga aumentando.

Lo que no se comprende es por qué si desde el 2007 México, Canadá y EEUU realizaron un plan ante una posible pandemia por influenza, no se habían tomado medidas preventivas para evitar lo que ahora estamos viviendo:

Titulado Plan de América del Norte para la Influenza Aviar y Pandémica, el documento obliga a las partes a compartir información "de una manera abierta, oportuna y transparente" cuando ocurra un brote como el que ahora padece México.” Y más adelante sigue “El temor está fundado. De acuerdo con lo señalado en el plan que forma parte de la Alianza para la Seguridad y Prosperidad en América del Norte (ASPAN), firmada en marzo de 2006, un pandemia por influenza aviar o una variación de ella, tarde o temprano podría ocurrir en la región.”

Las medidas que ha tomado el gobierno

A eso se debe principalmente las suspensión de actos públicos, el cierre de clases en las escuelas y todas las demás medidas que se han tomado.

La pregunta que se tendría que hacer uno es: ¿por qué entonces el gobierno y los medios de comunicación no informan claramente esta situación?

Prefieren causar un shock en la sociedad por la forma en las que se dan a conocer las medidas, por ejemplo suspender las clases en las escuelas de un día para otro sin ningún tipo de información previa que explique claramente las cosas.

Hay dos razones a mi parecer por las cuales el gobierno no dice toda la verdad, por un lado es una cuestión médica y la otra es más política.

Sobre la cuestión médica, es claro que existen condiciones sociales para que el virus se extienda rápidamente, como por ejemplo la sobrepoblación y masificación de los lugares públicos. Sin embargo también hay acusaciones sobre negligencia para controlar y atender a los enfermos.

No se puede explicar que después de los primeros fallecimientos por estas causas no se informara de forma generalizada de esta cuestión, sólo fue hasta que salió de forma abrupta en los medios de comunicación la cifra de muertos para que comenzaran a salir a flote los más de mil infectados por el virus.
La falta de recursos, la insuficiencia de doctores en las entidades de salud pública son el principal causante de estos descuidos. Si existiera una política de contratación de personal para que atiendan de mejor manera y personalizada a los trabajadores y sus familias la respuesta hubiera sido mucho más rápida para evitar esta crisis.

De igual forma si el PAN no utilizara con fines propagandísticos y políticos los programas de seguridad social como Oportunidades o el Seguro Popular, estaríamos hablando de una cosa totalmente distinta.

La cuestión política es que el gobierno trata de desviar la atención de los trabajadores en el momento en que la violencia es incontrolable por causa del narcotráfico.

Además el desempleo sigue aumentando y en general los efectos de la crisis se sienten en todo su apogeo.

En realidad lo que el gobierno hace es jugar con los sentimientos de la mayoría de la población, y no por las medidas sino la forma de manejar la información y cómo se utilizan las medidas.

La forma en que se informa recuerda mucho lo del llamado Chupacabras, y lo que conlleva esto es a una desorientación, desconfianza e incluso rabia de la gente pues no le cree a este gobierno.

Para Calderón es preferible causar un shock y con esto paralizar momentáneamente las luchas de los trabajadores.

¿Este virus es altamente mortal?

Definitivamente NO, siempre y cuando haya una atención oportuna y con los medicamentos adecuados.

Este virus, como ya lo explicamos, es altamente contagioso y mientras más contagiados existan, los índices de mortandad tenderán a subir, por eso es muy importante que se tomen todas las medidas que se han dado a conocer.

Ahora mismo hay una alto índice de mortandad:

La Secretaría de Salud informó que hasta esta tarde se han reportado 81 muertos que podrían estar relacionados con la influenza o gripe porcina en México” (El Universal On line, 25 de abril de 2009).

Si siguen aumentando los infectados la mortandad crecerá y viceversa.

Es importante mencionar que el periodo que es infeccioso y el tiempo cuando comienzan los primeros síntomas a veces no llegan a expresarse en la persona contagiada, o sea que puede ser infeccioso sin tener ningún síntoma.

Por ejemplo tú puedes estar viajando por el metro o estar en tu casa y estas contagiando a la gente que está a tu alrededor, todo esto sin saberlo porque no tienes síntoma alguno y no se te presentan éstos hasta algunas horas o días después.

Es por eso muy importante para disminuir la probabilidad de contagio, usar el cubrebocas aunque no veas a nadie con síntomas de gripa a tu alrededor.

No está de más comentar que este virus ha mutado, como muchos otros virus lo hacen. Incluso no es raro que los virus cambien tanto, el punto es que esté mutó y afecta a los humanos.

No todos los que ahora están infectados morirán, sólo si el gobierno comete errores garrafales, la mortandad se incrementara de forma abrupta.


La cura

Lo primero que tenemos que decir que para ningún tipo de virus hay una cura como tal, incluso para esas gripes pasajeras, lo que sí existe son medicamentos –virales- que ayudan a disminuir los efectos del virus en el cuerpo y que esté ataque con más fuerza las células.

Ahora estos virales no se venden en cualquier farmacia y en aquéllas que se encuentran se necesita receta médica.

El gobierno ha dicho que se tiene esta medicina y que se utilizará, sin embargo no está claro que sea la cura por el hecho de que este virus es nuevo en el mundo.

Se ha comentado que existen 6 mil millones de pesos para poder atender esta crisis, eso quiere decir que esos virales tendrán que ser comprados a una gran cadena internacional de medicamentos, cuando se podría, ahora mismo, poner a trabajar a los médicos, laboratorios, bacteriólogos, etc. para encontrar la sustancia activa de esos medicamentos y reproducirlos en masa para que se aplique a toda la población. De esto no se dice absolutamente nada. Esta es una cuestión importante, no puede estar por encima de la seguridad de miles o millones los intereses una firma farmacéutica o laboratorio privado.

Tenemos que explicar que para poder aliviarse también depende del cuerpo de cada persona. En realidad, siempre que se introduce a nuestro cuerpo un virus como éste, se tiene que esperar un tiempo para que el mismo cuerpo reaccione y desarrolle anticuerpos contra el virus y así se inmunice.

Lo más probable es que el cuerpo de las personas que hasta ahora han fallecido, no resistieron las primeras reacciones de la infección porque tuvieron bajo rendimiento inmunológico (niños y ancianos), es decir, inmuno deprimidos, como enfermos de SIDA o con alguna otra enfermedad subyacente.

La pobreza diezma al cuerpo humano y lo hace presa fácil de toda clase de infecciones y contagios, arrojando esto, no en pocas oportunidades, resultados fatales.

En el caso de los adultos jóvenes muertos, aunque no hay una forma concreta de cerciorarse, me parece que existen razones sociales, quiero decir desmoralización o depresión por la sin salida que existe a su alrededor para poder formar un futuro digno, es decir que las condiciones generales de la crisis afectan de forma clara para que este virus tome fuerza en la juventud.

Nuevamente aquí nos topamos con el problema que siempre la gente que menos tiene y que está más desprotegida es la que más afectada se ve con este tipo de enfermedades.

Una persona de clase alta o media alta no tiene problemas de este tipo porque su cuerpo está bien alimentado, va al doctor privado y en general tiene resueltos una serie de aspectos de salud y su cuerpo está en mejor situación de combatir a un virus como éste.


Las consecuencias económicas y políticas de esta enfermedad


Necesariamente la forma en que se ha abordado el problema de la salud en países como el nuestro donde al gobierno no le interesa, ni mucho menos, políticas preventivas tendrá un costo elevado en el terreno político y económico.

En los últimos días de contingencia las perdidas en pequeños negocios, centros de recreación, etc. han sido millonarias.

En La Jornada podemos leer lo siguiente:

Es claro, por lo demás, que la crisis sanitaria que hoy se vive en México y en algunas regiones de Estados Unidos constituye en sí misma un factor de riesgo para la economía nacional y mundial: vale la pena recordar las estimaciones realizadas el año pasado por el Banco Mundial, en el sentido de que una pandemia de influenza significaría la pérdida de unos tres billones de dólares y redundaría en una caída cercana a 5 por ciento del producto interno bruto global.”

De forma cínica escuchamos al Secretario del Trabajo y Previsión Social, Javier Lozano—o mejor conocido como el secretario de la patronal contra el trabajo y conquistas laborales—pedir a los empresarios que no descuenten dinero a sus trabajadores si éstos faltan por enfermedad.

¿Ante esta crisis por qué no se emite un bando en el Diario Oficial planteando que los trabajadores que caigan enfermos recibirán el 100% de su salario y todos los gastos de medicinas y manutención de su familia corre por cargo del gobierno, o en caso de fallecimiento el gobierno indemnice de por vida a la familia?
Es más, si el gobierno federal verdaderamente estuviera comprometido con la población para impedir que los estragos por esta epidemia sean mayores, al igual que lo hizo con el sistema educativo, debería decretar un paro de labores para evitar exponer a este peligro a millones de trabajadores en el DF y el Edomex; sin embargo, tal como lo expresó el propio secretario del Trabajo en la conferencia de prensa de este sábado, las autoridades solamente se limitaron a pedirle a los patrones “compresión” y “tolerancia” si es que un trabajador, dada las circunstancias, se ve obligado a llegar tarde a su trabajo o de plano a ausentarse.

Es evidente que los patrones manifestarán su “tolerancia” y “compresión” sancionado e incluso despidiendo a los trabajadores que enfrenten este tipo de problemas; pero lo que también es evidente que el gobierno y la forma en que está procediendo a este respecto, se traduce en poner por encima de todo, incluso sobre la salud de millones de trabajadores, los intereses y beneficios de los burgueses.

Lo anterior adquiere más relevancia cuando, como lo reconoció el propio secretario de Salud, la inmensa mayoría de víctimas por la epidemia de influenza se localizan entre personas en “edad productiva”, por emplear las palabras pronunciadas por ese mismo funcionario.

Las simple y llanamente inexistentes medidas en el plano laboral ante esta epidemia, expresan con nitidez incuestionable la hipocresía del Estado y de Calderón, así como los intereses de clase que defienden éstos. No podía ser de otra forma bajo el capitalismo.

Lejos de eso, lo que se plantea en el dichoso Diario Oficial de la Federación es un decreto donde se permite ingresar a todo tipo de local o casa para controlar la epidemia, tomar “medidas” para evitar congregaciones de personas, incluyendo la clausura de locales, etc.

Si con esto se cree que será más efectivo el evitar contagios, nosotros creemos que no, por el contrario lo que estaríamos sentando es un precedente muy grave para violar las garantías individuales y derecho de asociación, ya de por sí mancilladas por este gobierno.

El organizar e involucrar en pequeños comités de vecinos a la gente más activa de los barrios y sindicatos, en coordinación con trabajadores de la seguridad social para revisar, dar seguimiento a enfermos y detectar algún brote de epidemia en cada barrio sería más eficiente que esas medidas, pero aquí se presenta un obscuro fantasma para el gobierno: la organización independiente de los trabajadores, tal como lo fue en la Ciudad de México tras los sismos de 1985 con de las brigadas de auxilio y rescate, por ejemplo los Topos, que involucraron a miles y miles de jóvenes y trabajadores.

Por lo demás es una excelente oportunidad para poner todo tipo de trabas para la realización de la marcha del Primero de Mayo de este año, la cual se desarrollará en medio de fuertes ataques para los trabajadores.
La bancarrota del Sistema de Salud Pública

La crisis sanitaria que vivimos no es un hecho casual ni un accidente; tampoco se trata de un acontecimiento como los relatados en la Santa Biblia según los cuales toda clase de males, epidemias y plagas, son designio divino caen del cielo. La epidemia de influenza que padece el Valle de México, pero que ya afecta en mayor o menor medida a la mitad del territorio nacional pues en 16 entidades ya sea ha presentado cuando menos un caso de contagio, tiene hondas raíces materiales que se explican por medio de la política que ha impulsado el régimen desde 1983 cuando, de manera gradual pero constante, se empezó a reducir el gasto del Estado destinado a la salud pública.

Para el año 2000, el gobierno destinó una cantidad equivalente al 5.8% del Producto Interno Público (PIB) para la salud: IMSS, ISSSTE y Secretaría de Salud. Este porcentaje, ya de por sí limitado pues ese mismo año naciones como Argentina, Colombia y Uruguay destinaron en promedio el 8% de sus PIB para su red de salubridad pública, sufriría una abrupta caída en 2003 cuando apenas llegó al 2.8% del PIB. Si comparamos este porcentaje con el destinado por los diferentes países desarrollados, el cual oscila entre el 15 y 20 de sus respectivos PIB, podríamos decir que lo destinado por el gobierno mexicano para la salud pública es demasiado poco.

Ya en el año 2000 la OMS publicó una evaluación en la que califica a los deferentes sistemas de salud pública, colocando al mexicano en el número 64 de entre los distintos países del orbe; sin embargo a casi una década las cosas para la salud pública de México no sólo no han mejorado, sino que han empeorado. Una nueva evaluación de ese organismo internacional seguramente le daría un lugar aún mas bajo.

Para poder identificar en un plano mucho más concreto el impacto de esta política, nos podemos remitir al caso del IMSS, el cual durante los últimos años ha visto caer su presupuesto destinado por el Estado: en el 2004 esta cantidad llegó a los 139 mil 721 millones de pesos; en el 2005 dicha suma se redujo hasta los 127 mil 592 millones de pesos; pero ya en el 2006 la cifra se elevó apenas a los 113 mil 757 millones. En dos años el IMSS sufrió un recorte superior a los 25 mil millones de pesos.
El IMSS se deteriora y no sólo por los recortes del Estado, sino por el servilismo de sus altos directivos hacia los patrones. Por ejemplo en el 2006 esta institución condonó a los empresarios, después de varias reestructuraciones y descuentos, 13.5 millones de pesos por cuotas no cuberitas.
A este respecto la desfachatez y el cinismo de las autoridades no tiene límites y en plena crisis higiénica cuando los recursos financieros son más valiosos que nunca, este 22 de abril, el IMSS decidió condonar otros 50 millones de pesos en cartera vencida a mil 500 empresas.

En México el número de trabajadores supera los 40 millones de personas, pero la inmensa mayoría, dado que se encuentran en el subempleo o posee empleos precarios (son mínimanente 10 millones los que se ubican en esta situación) carecen de toda clase de seguridad social. Para junio de 2007 el IMSS tenía afiliados a 14 millones 351 mil 353 trabajadores y sus familias; el ISSSTE por su parte ese mismo año poseía una afiliación de 2 millones 31 mil 831 trabajadores al servicio del Estado. Ello quiere decir que más de 23 millones de trabajadores tuvieron que enfrentar el desamparo sanitario.

Ante esta última realidad el Estado, de manera fraudulenta y como una acción más de búsqueda de legitimidad y de votos, ha querido salir al paso por medio del llamado Seguro Popular de Salud (SPS) el cual desde su creación en la administración de Fox tiene como objetivo lograr que en el 2010 el 100% de las familias que no están afiliadas al IMSS o al ISSSTE tengan cobertura médica. No obstante este objetivo y la demagogia de Calderón, las cifras y los resultados se estrellan en la cara del presidente espurio a apenas unos cuantos meses del 2010: un reciente estudio publicado por la Revista de Salud Pública editada en Bogota, Colombia, en diciembre del 2008, destaca que, citando cuatro ejemplos, en Chiapas, de los 3 millones 632 mil 291 habitantes sin seguridad social sólo han sido afiliados al SPS el 32.9%; en el caso de Oaxaca el porcentaje es de 24.8% de los 2 millones 827 mil 6 habitantes en esa situación; en Guerrero de los 2 millones 471 mil 50 habitantes sin IMSS y sin ISSSTE, sólo el 26.3% es sujeto a la cubertura del SPS; y en Michoacán las cosas marchan aun peor pues de los 2 millones 997 mil 567 pobladores de ese estado que el SPS tiene como objetivo, sólo ha logrado llegar al 12.3%.

Estos ejemplos marcan una tendencia sobre los verdaderos logros y alcances del Seguro Popular a nivel nacional y hasta dónde está en condiciones reales este programa de lograr su objetivo para el 2010; ello sin olvidar que es todo un mito la supuesta gratuidad del SSP pues la familias bajo su albergue son sujetas a pagos de cuotas anuales, que dependiendo de sus ingresos, pueden llegar a los 6 mil 300 pesos. Incluso una cifra significativamente menor resulta exorbitante e impagable para los millones que viven en pobreza extrema que es para los que, supuestamente, esta diseñado el Seguro Popular.

Si el SPS estuviera marchando con paso firme y de acuerdo a los objetivos del gobierno, el Banco Mundial no podría emitir balances como el expuesto en abril del año pasado en el que destaca que en nuestro país sólo cuatro de cada 10 mexicanos en edad de trabajar tiene acceso a la seguridad social.

Monopolios farmacéuticos y privatización de la medicina

Otra realidad que salta a los ojos al momento de buscar una explicación sobre la crisis sanitaria que padecemos es el gradual, pero a pasos agigantados, proceso de privatización de la salud, factor que inevitablemente distancia cada vez a mas mexicanos de los servicios médicos.

A mayor desmantelamiento del sistema de salud pública, corresponde mayor rango de maniobra y más mercado para las instituciones privadas. El deterioro de la primera y el desarrollo de la segunda pueden ser evaluados fácilmente si compramos los datos del 2003 según los cuales, como lo explicamos mas arriba, en ese año la inversión del Estado en su sistema de salud equivalió al 2.8% del PIB, mientras que el gasto de familias en servicios de medicina privada alcanzaron una cantidad similar a la del 3.3% del PIB de ese mismo año.


Pero cuando valoramos también el porcentaje de la población que tiene acceso a la medicina privada, la desproporción resulta aún más evidente, pues ésta sólo cubre al 25% de la población total del país. El resto de la población, el 75%, tiene que cubrir su demanda de salud con una cantidad de dinero menor al que absorbe la medicina privada por otorgar sus servicios.

A casi tres décadas de que los gobiernos del PRI y del PAN iniciaron con el desmantelamiento del sistema de salud pública, el régimen ha creado un fabuloso mercado que arroja cuantiosas ganancias para la burguesía. Por ejemplo, tan sólo el Grupo Ángeles Servicios de Salud, consorcio cuyo ejemplo es el del principal exponente de la privatización de la medicina, en 2003 reportó ganancias por superiores a los 7 mil millones de pesos.

Para la industria farmacéutica la salud de los mexicanos también ha sido un más que rentable negocio. En México existen 220 laboratorios que se diputan un mercado con un valor anual nada despreciable de 12 mil 500 millones de dólares. No obstante el número de laboratorios, solamente 10 de estos acaparan el 90% del mercado nacional, siendo las principales beneficiaras multinacionales como Pfizer, principal monopolio mundial que obtiene ganancias anuales netas de 45 mil millones de dólares. Pfizer y otras nueve multinacionales de ramo acaparan el 58.4% del mercado mundial de medicamentos; traducido en dólares dicho porcentaje alcanza la cuantiosa cantidad de los 322 mil millones anuales.

Los monopolios imponen condiciones a los gobiernos sobre sus políticas de salud pública a seguir e imponen condiciones en el mercado especulando con los medicamentos y sus precios, además de favorecer la intermediación entre la producción y el consumo, cuestión esta última de la que se ven siempre favorecidos ya sea de manera directa o indirecta. En los hechos ellos son los dueños de la salud y de la vida y la muerte de millones de seres humanos en todo el planeta.

El monopolio y la especulación sobre los medicamentos, dos caras de la misma moneda, hacen también que los precios se encarezcan a sobre manera. Un ejemplo a destacar es el del gobierno de Zedillo, autor de una de las principales y más enérgicas contrarreformas al IMSS, durante el cual, entre 1996 y 1998, los medicamentos experimentaron un incremento del 200% en su precio.

De acuerdo a un estudio publicado en 2003 en el portal especializado en medicina, imagenmedia.com, se calcula que un medicamento que en esos tiempos tenía un costo promedio de fabricación de 52 pesos era adquirido por los intermediarios a 78 pesos, para después ser vendido a 100 pesos al consumidor final.

Aquí, tanto el laboratorio como los comercializadores se llevaron una buena tajada a costa del enfermo. Según los analistas, las prácticas monopolizadoras y especuladoras de los grandes laboratorios y empresas comercializadoras provocan que en México los precios de los medicamentos se inflen entre un 60 y 80%.

La salud: un problema de clase

Como hemos visto, la actual crisis sanitaria a causa de la epidemia de influenza provocada por un nuevo virus, está lejos de ser un hecho casual. Al contrario, con sus políticas el régimen y la burguesía se han encargado de gradualmente ir haciendo de la salud un privilegio. A lado de aquellos trabajadores que gozan de seguridad social, están millones que simplemente están abandonados a su suerte.

Pero incluso aquellos que están afiliados a IMSS o al ISSSTE tienen que padecer todos los días un servicio deficiente, saturado y que no puede cubrir satisfactoriamente las expectativas médicas de millones de trabajadores y sus familias.

El buen servicio existe, pero está en las instituciones privadas y cuesta tanto que se trata de un sistema que queda más que lejos del alcance de la inmensa mayoría de mexicanos; solamente el grupúsculo que cuantitativamente representa la burguesía, porque lo puede pagar, tiene un acceso garantizado a servicios de salud de calidad que proporcionan los hospitales privados, pues incluso la pequeña burguesía sólo puede acceder a éstos de manera limitada.

Medicamentos caros, servicios médicos públicos cada vez más insuficientes y deficientes, medicina privada, etcétera, han creado una distancia significativa entre millones de familias trabajadoras y campesinas y su derecho a un sistema de salud digno y de calidad.

Siendo esto así, todo ese fenómeno aderezado por más de 50 millones de mexicanos que se hunden en la miseria, ha creado un caldo de cultivo más que adecuado y favorable para el desarrollo de todo tipo de enfermedades y epidemias.

Porque la pobreza entre millones quiere decir además de millones con escaso o de plano nulo acceso al ya de por sí ineficiente sistema de salud pública, millones que no tienen acceso a servicios básicos como agua potable y alcantarillado; quiere decir millones viviendo en hacinamiento y millones de hambrientos y mal nutridos.

Todos estos factores combinados crean el sustrato idóneo para que la gente enferme con facilidad y para el desarrollo de toda clase de epidemias.

Las epidemias son un asunto de gente pobre.

¿Cómo no estar padeciendo la emergencia médica que vivimos hoy día cuando mínimanente la mitad de la población en México es forzada a vivir bajo las condiciones antes descritas?

¿Cómo no se va a trasformar este virus de la influenza en una emergencia médica que ya prácticamente ha paralizado a la concentración urbana más grande del mundo, cuando millones de mexicanos son excluidos de los servicios de salud y otros millones más reciben una atención inadecuada?


Pero incluso, yendo un poco mas lejos aún, ¿cómo se puede explicar que México esté padeciendo esta epidemia cuando, de acuerdo a la Secretaria de Salud, la industria farmacéutica de nuestro país, prácticamente en su totalidad en manos de trasnacionales, ocupa en importancia el lugar número 9 en todo el mundo, el número 1 en toda América Latina? ¡¡¡Las ganancias anuales de la industria farmacéutica nacional ascienden a los 10 mil millones de dólares!!! Este es un estupendo ejemplo de la manera en que las necesidades sociales bajo el capitalismo no son correspondidas por el desarrollo de la producción. La ganancia es el único móvil de los empresarios, aunque ello requiera sacrificar a la inmensa mayoría.

La contradicción entre tener en México la novena industria farmacéutica más importante de todo el mundo y estar padeciendo en estos momentos una de las epidemias mas peligrosa de los últimos años experimentada por la humanidad, con un enorme potencial de transformase en pandemia, ejemplifica de manera muy clara los derroteros de la política del salud del Estado y sus objetivos para favorecer a la burguesía y su proyecto privatizador de los servicios de salud.

Esta política, combinada con los enormes márgenes de pobreza que padecemos y lo que ello implica, todo esto último también provocado por el capitalismo, es lo que está de fondo en la actual epidemia de influenza. Sin considerar estos factores no se puede explicar las cuestiones de fondo que en el terreno social le han abierto el camino a la influenza porcina para transformarla en una aterradora amenaza sobre millones de trabajadores y sus familias.

Siendo así, el desarrollo de esta epidemia tiene responsables: los gobiernos de derecha del PAN y del PRI, cuya representación hoy es encarnada por la administración de Calderón, promotores del desmantelamiento del sistema de salud pública para el impulso de la medicina privada, junto con la burguesía que al igual que en otras cosas no puede ver más allá de sus ganancias sin importar que el cotos lo tengan que pagar millones de trabajadores y sus familias con enfermedad y muerte.

Este epidemia de influenza es un serio aviso para los trabajadores de hasta dónde pueden llegar las funestas consecuencias de la política de salud del gobierno y la burguesía.

No podemos esperar a que se presente otro caso como el de la pandemia de influenza que sacudió al mundo entero en1918 y que dejó en México un saldo de 500 mil muertos. La burguesía y su gobierno no han arrebatado nuestro derecho a la salud y tenemos que actuar ante de tener que pagar un costos mas caro por ello.

Tenemos que pasar a la ofensiva expropiando a los expropiadores, derrocando a Calderón y nacionalizando bajo control obrero a toda la industria farmacéutica y a todos los hospitales y clínicas privadas. También tenemos que luchar un seguro social universal de calidad y eficiente que ampare a la totalidad de familias trabajadoras del campo y de la ciudad, por la elevación significativa del gasto público para salud ampliando de esta manera el número de clínicas, hospitales y personal médico, así como el congelamiento y control irrestricto de los precios de medicamentos y demás insumos para la atención hospitalaria. Todo esto como parte de un programa que llame a luchar por erradicar la miseria y el desempleo arrebatándole a los burgueses su control sobre la industria, la banca y la tierra, para poner todas esas fuerzas al servicio de las necesidades sociales bajo una economía planificada y con un Estado obrero como rector; es decir bajo una sociedad socialista. Éste es el mejor y único camino para luchar contra esta epidemia de influenza e impedir que un día, tal como fue en 1918, una pandemia nos cobre a un costo muy elevado los efectos de la política burguesa de salud.
--

--
(*) Fuente:
Ubaldo Oropeza y Luis Enrique Barrios(26/4/2009).El combate contra la epidemia de influenza: un punto de vista de clase.En: El Militante. [En línea]. Disponible en: http://www.militante.org/node/868

Ver también:

Hay que prepararse para una pandemia (29/4/2009). Redacción. BBC Mundo. [En línea]. Disponible en: http://www.bbc.co.uk/mundo/internacional/2009/04/090428_1610_gripeporcina_mexico_restaurantes_mf.shtml

Los pacientes prefieren aguantarse los síntomas a ir a las clínicas públicas donde les dan un mal servicio (2/4/09).TabascoHoy.com. [En línea]. Disponible en: http://www.tabascohoy.com.mx/nota.php?id_nota=173509


27 abr. 2009

Un nuevo enfoque sobre el 11 de septiembre

David Ray Griffin*
El profesor David Ray Griffin es una distinguida personalidad en el movimiento por la verdad sobre el 11 de septiembre en los EEUU y viene de realizar una gira en Europa dando varias conferencias que ha contado con numeroso público y que reproducimos aquí a continuación. El profesor Griffin hace un balance de cómo ha evolucionado la visión en su país acerca del 11/S: numerosas asociaciones profesionales se han creado y han realizado estudios, análisis e investigaciones científicas que demuestran la gran mentira de la versión oficial del presidente Bush de estos atentados. El FBI por su lado ha indicado no contar con ningún elemento permitiendo de acusar a Osama Bin Laden como responsable (http://www.voltairenet.org/article155919.html) . También se ha demostrado que las pretendidas llamadas telefónicas de los pasajeros hechas desde los aviones secuestrados nunca existieron. La versión gubernamental no tiene ya ninguna consistencia.
--

--
David Ray Griffin. 11s,la versión oficial es la conspiración
--
He titulado mi conferencia «Un nuevo enfoque sobre el 11 de septiembre». Al sugerir que es hora ya de ver aquellos hechos con nuevos ojos, estoy pensando sobre todo en los que decidieron, desde hace mucho tiempo, que los atentados del 11 de septiembre se desarrollaron de la manera en que los describe la administración Bush-Cheney, y como se afirmó en los informes oficiales; estoy pensando en los que creen que el Movimiento por la Verdad sobre el 11 de septiembre, que pone en duda aquella versión de los hechos, se compone de adeptos de la teoría de la conspiración, desprovistos de toda capacidad de juicio objetivo. Esas personas, en su mayoría periodistas, que se han forjado su opinión desde hace tiempo, son impermeables a cualquier argumento que presente nuestro Movimiento. Se conforman con levantar los ojos al cielo y continuar su camino.

Pero nuestro Movimiento, al igual que los elementos con los que contamos, ha evolucionado considerablemente en estos tres últimos años. Rechazar de entrada nuestros argumentos, sin tomarse el tiempo necesario para examinarlos, no es un acto racional. Hoy más que nunca resulta inconcebible el levantar los ojos al cielo sin demostrar la naturaleza irracional de aquellos a los que se trata de desacreditar llamándolos «adeptos de la teoría de la conspiración».

Mi conferencia se dirige también, aunque indirectamente, a mis amigos, miembros del Movimiento por la Verdad. Algunos de ellos estiman, efectivamente, que como Bush y Cheney ya no están en funciones y como la administración Obama ha revocado algunas de las políticas basadas en los hechos del 11 de septiembre, ya no es tan importante que se sepa la verdad. Otros, al ver que la administración Obama sigue partiendo del principio que fue al-Qaeda quien atacó los Estados Unidos el 11 de septiembre, han llegado a la conclusión que no hay esperanza alguna de que se sepa la verdad y que lo mejor que podemos hacer es rendirnos.

Quiero decirles a todos ellos que la búsqueda de la verdad es ahora más importante que nunca, ya que muchas políticas, empezando por la guerra en Afganistán, no han sido modificadas. Además, la actual coyuntura, en la que los cambios políticos vienen a agregarse a la evolución de nuestro Movimiento, nos ofrece actualmente, por vez primera, una posibilidad razonable de obtener una verdadera investigación.

Entraré ahora en el tema de mi conferencia. ¿Por qué los adeptos de la teoría oficial de la conspiración tendrían que aceptar echar una nueva mirada al 11 de septiembre. Y estoy utilizando con toda intención el término «adeptos de la teoría oficial de la conspiración». Muy a menudo, la gente que cree en la teoría oficial sobre el 11 de septiembre llama desdeñosamente a los miembros del Movimiento por la Verdad «adeptos de la teoría de la conspiración», lo cual no es racional. Se habla de conspiración cuando varias personas conspiran en secreto para cometer un acto ilegal, como un asalto contra un banco o cualquier tipo de estafa.

Creer en una teoría de la conspiración, cuando se trata de un hecho, significa simplemente creer que ese hecho es resultado de una conspiración. Según la interpretación del 11 de septiembre que hizo el tándem Bush-Cheney, y que se convirtió en versión oficial, los atentados fueron resultado de una conspiración entre Osama Ben Laden y 19 miembros de al-Qaeda. Esa versión oficial es, por consiguiente, una teoría de conspiración.

Eso quiere decir que cada cual defiende su propia teoría de la conspiración sobre el 11 de septiembre. El debate sobre el 11 de septiembre no es, por consiguiente, un debate entre adeptos y antiadeptos de la teoría de la conspiración. Se trata simplemente de un debate entre quienes aceptan la teoría de la conspiración de la administración Bush-Cheney y los que se inclinan por una teoría alternativa, según la cual el 11 de septiembre fue producto de una conspiración en el seno de esa administración.

Los defensores de la teoría oficial de la conspiración no pueden por tanto, de manera racional, rechazar la teoría alternativa simplemente porque se trate de una teoría de la conspiración. La única interrogante racional que hay que plantearse es la siguiente: ¿Cuál es la teoría que mejor se sostiene en base a elementos probatorios?

Quiero precisar que cuando utilizo el término «teoría oficial de la conspiración» no lo hago de forma peyorativa. No hay nada de malo en el hecho de creer en esa teoría. Yo mismo la acepté, al principio. El problema es saber si usted cree en ella verdaderamente, si usted está tan convencido de la teoría oficial que eso le impide ver de manera objetiva los elementos que puedan contradecirla.

Razones para ver con escepticismo la teoría de la conspiración de Bush-Cheney Hoy más que nunca resulta irracional seguir creyendo en la teoría oficial de la conspiración, ya que disponemos de muchos elementos nuevos en comparación con el momento en que se grabó esa teoría en las mentes.

No sabíamos en aquel entonces, por ejemplo, que la administración nos iba a contar mentiras enormes, que provocarían a su vez millones de víctimas, entre ellas miles de americanos. Y mucho antes de mentir sobre las armas de destrucción masiva en Irak, la Casa Blanca había ordenado a la Agencia de Protección del Medio Ambiente, justo después del 11 de septiembre, que mintiera sobre la calidad del aire en el lugar donde se encontraba el World Trade Center.

El resultado es que alrededor del 60% de las personas que participaron en las operaciones de salvamento o de limpieza de los escombros hoy en día están enfermas, cuando no están muertas, y que la cantidad que va a morir como consecuencia de diversas enfermedades va a ser probablemente superior al número de víctimas que dejaron los propios hechos del 11 de septiembre. Ante tales hechos, sería difícil afirmar que la administración Bush-Cheney no estaba moralmente implicada en la organización del 11 de septiembre y en la disimulación de estos.

Tenemos también otras razones, poco conocidas en aquel entonces, que nos llevan a ser escépticos en cuanto a los informes oficiales. La mayoría de la gente creyó que la Comisión Investigadora sobre el 11 de septiembre se encontraba bajo la dirección de sus dos copresidentes: Thomas Kean, ex gobernador republicano, y Lee Hamilton, ex miembro demócrata del Congreso. Por consiguiente, aquella Comisión Investigadora parecía independiente, y no partidista. Pero la Comisión estuvo en realidad bajo la dirección de Philip Zelikow.

Fue Zelikow quien dirigió el equipo de 85 personas y quien se encargó de elaborar el Informe de la Comisión Investigadora sobre el 11/9. Y Zelikow era ante todo un miembro de la administración Bush-Cheney, cercano en particular a Condoleezza Rice, con quien coescribió un libro. Gracias a un libro de Philip Shenon, periodista del New York Times, sobre la Comisión Investigadora, ahora sabemos que Zelikow se mantenía en contacto con Rice, al igual que con Karl Rove, por aquel entonces secretario adjunto de la Casa Blanca. Shenon revela que, incluso antes de que el equipo comenzara su trabajo, Zelikow ya tenía trazadas las grandes líneas del Informe, y hasta había escrito los «títulos y subtítulos de los capítulos y títulos de secciones». Shenon nos dice también que Kean y Hamilton se habían puesto de acuerdo con Zelikow para que el equipo no conociera la existencia de aquel plan preestablecido.

En el libro que escribieron juntos sobre la Comisión Investigadora, Kean y Hamilton acusan a los «partidarios de la teoría de la conspiración» de que no basan sus teorías en los hechos sino que parten de sus teorías para buscar hechos que las corroboren. Kean y Hamilton afirman que, por el contrario, la Comisión Investigadora se basó en hechos probatorios y no en una conclusión: «Estábamos allí para oponer una teoría o una interpretación del 11 de septiembre a otra», escribieron. Admitieron, sin embargo que Zelikow atribuyó «el tema de al-Qaeda a [uno de los miembros del equipo]», a quien se le pidió «contar la historia de la más lograda operación de al-Qaeda: los atentados del 11 de septiembre». Si eso no es partir de una teoría, ¿de qué otra forma se le pueda llamar?

Si la Comisión Investigadora no fue independiente de la administración Bush-Cheney, ¿qué se puede decir entonces del NIST (el Instituto Nacional de Normas y Tecnologías), que redactó los informes oficiales sobre la destrucción del World Trade Center? El NIST es una agencia del ministerio americano de Comercio. Era, por consiguiente, una agencia que dependía, en aquel entonces, de la administración Bush-Cheney y se encontraba bajo la dirección de una persona nombrada por aquella administración.

Un ex empleado del NIST reveló recientemente que este organismo fue «ampliamente desviado del campo científico hacia el campo político». Los científicos que trabajaban para el NIST, afirma esa persona, «perdieron [su] independencia científica, y no eran más que ‘ejecutantes’». Y agrega: «Todo lo que producían los ejecutantes pasaba por el filtro de la dirección, y se evaluaba según criterios políticos, antes de la publicación.»

Además, según esa persona, los informes del NIST sobre el World Trade Center también tuvieron que ser sometidos a la aprobación de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) y del Buró de Administración y Presupuesto –«brazo del Buró Ejecutivo del presidente»–, quien a su vez «había delegado especialmente a una persona para que supervisara nuestro trabajo.

Los informes del NIST, que afirman que las Torres Gemelas y el edificio 7 se derrumbaron sin ayuda de explosivos, son más informes políticos que científicos –lo cual confirma cualquier examen serio. No se concibe que los autores, personas que ostentan diplomas de física y de ingeniería, pudieran creer realmente lo que allí escribieron.
El nuevo rostro del Movimiento por la Verdad

Si el disponer de nuevos elementos sobre la administración Bush-Cheney y sobre los informes oficiales que acreditan su teoría de la conspiración nos conduce a un nuevo enfoque de lo sucedido el 11 de septiembre, lo mismo sucede con la evolución del Movimiento por la Verdad. Al principio, la imagen que se daba de ese Movimiento era la de «una banda de chiquillos en Internet». Posteriormente, yo me uní al Movimiento con la publicación de mi libro El nuevo Pearl Harbor, y la imagen se convirtió en «una banda de chiquillos en Internet, más un teólogo menopáusico». En el Guardian, George Monbiot los llama «brutos» e «idiotas».

En Counterpunch y The Nation, Alexander Cockburn los designa como «conspiracionistas dementes» (término que se edulcoró al llevarlo al francés, en Le Monde diplomatique, mediante la expresión «adeptes de la conspiration») [Esta última expresión es la que hemos traducido aquí al español como “adeptos de la teoría de la conspiración”. Nota de la Red Voltaire.] que nada saben del «mundo real», y menos aún de la historia militar. Carentes de «toda comprensión de las pruebas», agrega, representan «el predominio de la magia sobre el sentido común [y] la razón».

Si algunos de nuestros detractores me han descrito como el jefe de este Movimiento (…) –Monbiot me designó como su «sumo sacerdote» , otro como su «gurú»– es el objetivo era presentarlo al gran público como un movimiento religioso (o incluso una especie de secta), que se componía de gente que no sabe nada del mundo real. Uno de esos críticos expresó: «Como teólogo, Griffin no está calificado para hablar de otra cosa que de mitos y fábulas». A lo cual respondí yo que, en ese caso, yo estaba perfectamente calificado para hablar de la teoría oficial de la conspiración. Sin embargo, el Movimiento padece aún de esa imagen ante el gran público, y todavía se le describe como una agrupación dirigida por gente que no tienen ninguna capacidad en los sectores que tienen que ver con este asunto.

Aunque, como cualquier caricatura, esta en particular haya tenido algo de cierto, esa imagen es hoy totalmente errónea. El liderazgo intelectual del Movimiento está ahora en manos de los científicos y profesionales que indudablemente conocen el mundo real. Muchos de esos profesionales se han reagrupado en asociaciones, dedicadas a la investigación de la verdad sobre el 11 de septiembre.

Varios científicos crearon, hace algunos años, el Panel Científico por una Investigación sobre el 11/9. Más recientemente, principalmente físicos y químicos crearon los Universitarios por la Verdad y la Justicia sobre el 11/9. A raíz de esto nuestros detractores declararon que si nuestras afirmaciones sobre el World Trade Center resultaban ser justificadas, serían objeto de publicaciones en revistas científicas con la aprobación de colegas. Durante el año concluido, científicos afiliados a los Universitarios por la Verdad y la Justicia publicaron 3 artículos en revistas de ese tipo (que cuentan con un comité de lectura).

El principal autor del más reciente de esos artículos, publicado en el Open Chemical Physics Journal, es Niels Harrit, profesor de química en la Universidad de Copenhague. Esos científicos encontraron en el polvo del World Trade Center elementos químicos que no deberían estar allí, de ser cierta la teoría oficial según la cual los edificios se derrumbaron únicamente debido a la acción de los incendios y de la gravedad.

Cuando físicos y químicos se unieron al Movimiento, algunos críticos dijeron: «En realidad, ellos no determinan nada. Las razones del derrumbe de las torres del WTC son cosa de ingenieros, y no hay ninguno en ese Movimiento.» Así era en 2005. Al año siguiente, el arquitecto Richard Gage creó la asociación «Arquitectos e Ingenieros por la Verdad sobre el 11/9», y ahora más de 600 de esos especialistas han firmado su petición, llamando a la apertura de una nueva investigación. Son personas que conocen bien los grandes edificios de estructura de acero del mundo real, y que saben que la teoría oficial del derrumbe de las Torres Gemelas y del edificio 7 sobre sí mismos, prácticamente a la velocidad de caída libre, simplemente no puede ser cierta.

Por ejemplo, Jack Keller, profesor emérito de ingeniería civil en la Universidad de UTA, que obtuvo el reconocimiento especial de la revista Scientific American, declaró, refiriéndose al derrumbe del edificio 7: «Es claramente el resultado de una demolición controlada.» Similar juicio emitieron dos profesores eméritos de ingeniería estructural del Instituto Fédéral Suizo de Tecnología, al igual que cientos de ingenieros y arquitectos.

Los bomberos disponen conocimientos a nivel de expertos sobre lo sucedido el 11 de septiembre en Nueva York. El año pasado crearon la asociación de Bomberos por la Verdad sobre el 11/9. Y demuestran por qué no son creíbles los informes del NIST sobre el World Trade Center.

Además, existe ahora una asociación de Veteranos por la Verdad, a la que pertenecen varios ex oficiales [de las fuerzas armadas]. Y me imagino que sepan mucho más que Alexander Cockburn sobre el mundo militar real. Otra asociación, en otro sector vinculado [a lo sucedido el 11 de septiembre], cuenta entre sus miembros a numerosos ex pilotos de líneas aéreas y [ex pilotos] militares. Para ellos, la versión oficial, que explica por qué los aviones de pasajeros no fueron interceptados el 11 de septiembre, resulta inverosímil. Ellos concentraron su atención en lo sucedido en el Pentágono y señalaron numerosas razones por las cuales la versión oficial sobre ese hecho no resulta creíble.

La más reciente de esas asociaciones de profesionales reagrupa a los oficiales de inteligencia. Uno de los primeros en unirse a ella fue William Christison, ex cuadro de la CIA. (…) Veamos lo que escribió en 2006:

«Durante cuatro años y medio me negué categóricamente a prestar atención seriamente a las teorías de la conspiración alrededor del 11 de septiembre… Pero, durante los seis últimos meses, y luego de muchas dudas, cambié de opinión. … En este momento, pienso que existen pruebas convincentes de que esos atentados no se desarrollaron de la manera en que la administración y la Comisión Investigadora quisieron hacérnoslo creer

La espina dorsal del Movimiento por la Verdad la conforman actualmente asociaciones de científicos, de arquitectos, de ingenieros, de bomberos, de pilotos, de oficiales militares y de inteligencia. Y existen otras más. El año pasado se crearon asociaciones de Profesionales de la Salud, de Abogados, de Responsables Religiosos y, muy recientemente, la asociación de Responsables Políticos por la Verdad sobre el 11/9. Esta última cuenta en sus filas con ex miembros y miembros en funciones del Parlamento Europeo, de los parlamentos de Japón, Italia, Reino Unido, Nueva Zelanda y Suecia, así como un ex gobernador estadounidense. Parece que los que piensan que el Movimiento se compone de dementes, idiotas o gente bruta van tener que revisar esa opinión, si quieren que su opinión se corresponda con el mundo real.

La situación actual es la siguiente (y si tienen ustedes que recordar una sola frase de esta conferencia, esa frase es la que sigue): Entre los expertos de los sectores vinculados que han estudiado el asunto, el peso de la opinión científica y profesional inclina actualmente la balanza del lado del Movimiento por la Verdad sobre el 11/9. Más de mil se han expresado públicamente sobre la teoría oficial, y prácticamente ningún científico o profesional de los sectores vinculados ha apoyado abiertamente esa teoría –con excepción de los que no son independientes y cuya carrera se vería amenazada si se negaran a hacerlo. Este último punto es importante ya que, como señaló Sinclair Lewis: «Es difícil hacerle comprender algo a alguien cuando su salario lo obliga a no comprender.» Con excepción de esas personas, prácticamente todos los expertos de los sectores vinculados que han estudiado cuidadosamente la cuestión rechazan la teoría oficial de la conspiración. Por consiguiente, es hora de que los periodistas, y todos en general, echen una nueva mirada sobre el 11 de septiembre.

Nuevos elementos

Los periodistas dicen a menudo que no pueden trabajar con «historia antigua». Necesitan nuevos elementos. El caso es que la cantidad de nuevos elementos justifica ampliamente un nuevo enfoque sobre el 11 de septiembre. Son tantos que solamente puedo mencionar algunos.

Sorprendentemente, algunos de esos elementos han sido proporcionados por el FBI. Aunque inicialmente fue la principal agencia encargada de crear y defender la versión oficial, recientes revelaciones que hacen planear la duda sobre esa versión se deben precisamente al FBI.

Un ejemplo de ello tiene que ver con uno de los pilares centrales de la teoría oficial de la conspiración: la afirmación de que los atentados se realizaron por orden de Osama Ben Laden. Esa afirmación se utiliza aún para justificar la acción militar americana en Afganistán, acción para la cual el presidente Obama pidió el apoyo sin reservas de los europeos. Pero si ustedes visitan el sitio [Most Wanted Terrorists] dedicado a Osama Ben Laden, descubrirán que los atentados del 11 de septiembre no aparecen entre los hechos por los cuales se busca a este hombre. Un miembro del Movimiento por la Verdad se puso en contacto con el Cuartel General del FBI para pedirle una explicación. Un responsable de relaciones públicas le respondió: «No disponemos de ninguna prueba formal que permita vincular a Ben Laden con el 11 de septiembre».

Otro ejemplo tiene que ver con las llamadas telefónicas desde los aviones, que permitieron que se supiera en tierra que los aviones habían sido secuestrados. Alrededor de quince personas declararon que sus familiares las habían llamado desde sus teléfonos celulares (o móviles). Desde el vuelo UA93 –que parecía haberse estrellado en Pensilvania– se realizaron una docena de llamadas con teléfonos celulares. Deena Burnett declaró haber recibido 3 o 4 llamadas de su marido, Tom Burnett. Ella sabía que él estaba utilizando su móvil porque, según declaró al FBI, reconoció el número que se veía en la pantalla de su propio teléfono.

La mayor parte de esas llamadas se realizaron, supuestamente, mientras que los aviones a 10 000, incluso a 12 000 metros de altitud.

Los pilotos y los científicos del Movimiento señalan, sin embargo, que, teniendo en cuenta la tecnología telefónica disponible en el año 2001, era imposible poder realizar una llamada desde un avión en vuelo a gran altitud. Los defensores de la versión oficial, como Popular Mechanics, afirmaron lo contrario. Pero el propio FBI les opuso un serio desmentido.

En 2006, durante el juicio contra Zacarias Moussaoui, el supuesto 20º pirata, se le solicitó al FBI que presentara pruebas sobre las llamadas [telefónicas] realizadas desde los 4 aviones de pasajeros. Su informe indica que de las 37 llamadas provenientes del vuelo UA93, sólo 2 se hicieron desde un móvil, en momentos en que el avión –a punto de estrellarse– se encontraba a muy baja altitud. En otras palabras, el FBI apoyo de forma implícita la tesis del Movimiento por la Verdad, según la cual era imposible realizar llamadas con teléfonos celulares desde un avión a gran altitud. Un duro golpe para Popular Mechanics.

Lo importante, sin embargo, es que el FBI afirma actualmente que Deena Burnett y todos los que decían haber recibido llamadas desde teléfonos celulares se equivocaron. Pero, ¿cómo pudo Deena Burnett equivocarse si reconoció varias veces el número de Tom que se veía en la pantalla de su propio teléfono? El FBI, que había recogido su testimonio sin discutirlo, no responde a esa pregunta. La única explicación posible parece ser, sin embargo, que las llamadas que recibió Deena eran falsas. La tecnología que permite falsear las llamadas ya existía en aquel entonces. Algunos aparatos permiten falsificar cualquier número. Sin contar que la tecnología de transformación de la voz estaba lo bastante adelantada como para engañar incluso a la esposa del individuo que supuestamente estaba realizando la llamada. Al poner en duda el origen de esas llamadas telefónicas, el FBI admitió implícitamente que estas podían haber sido falsificadas. Y si las llamadas desde teléfonos celulares fueron falsificadas, se puede suponer que todas lo fueron igualmente.

El informe del FBI sobre las llamadas provenientes del vuelo AA77 contradice más seriamente aún la versión oficial. Las más importantes de todas las «llamadas desde los aviones» fueron las de Barbara Olson, una presentadora de la CNN muy conocida y esposa de Ted Olson, fiscal general del ministerio de Justicia. Fue Ted Olson quien representó a Bush y Cheney ante la Corte Suprema, en el litigio sobre los resultados del escrutinio en La Florida, cuando la elección presidencial del 2000. El 11 de septiembre, Ted Olson declaró a la CNN y al FBI que su esposa Barbara, quien se encontraba a bordo del vuelo AA77 –el que supuestamente se había estrellado contra el Pentágono–, lo había llamado dos veces afirmando que piratas que los piratas, armados de cuchillos y de cuchillas para cortar papel o cartón, habían secuestrado el avión.

Esas llamadas fueron muy importantes porque eso implicaba que el vuelo AA77 estaba todavía en vuelo –en vez de haberse estrellado en Ohio, o en un Estado vecino, como pensaban algunos. Eso significaba también que podía tratarse del avión que iba a estrellarse contra el Pentágono. Y, sobre todo, la idea de que musulmanes hubieran asesinado a Barbara Olson sería manipulada como argumento a favor de la supuesta guerra contra el terrorismo.

Pero, durante el juicio contra Moussaoui, el FBI no confirmó las declaraciones de Ted Olson sobre aquellas llamadas. Su informe sobre las llamadas del vuelo AA77 no mencionan las de Barbara Olson. El informe dice que ella «trató» de hacer una llamada, que «no tuvo éxito», y que, de hecho, [la llamada] duró «0 segundos». Esa historia resulta increíble. El FBI forma parte del ministerio de Justicia. El informe del FBI fechado en 2006 señala, sin embargo, que las dos llamadas mencionados por el ex fiscal general de ese mismo misterio nunca existieron. Eso nos deja solamente dos posibilidades: O Ted Olson inventó esa historia, o fue engañado, al igual que Deena Burnett y otras personas. En ambos casos, uno de los elementos que sirven de fundamento a la teoría oficial de la conspiración se basa en esas mentiras.

¿Cuántas personas creerían aún la versión oficial si supieran que el FBI la contradice de varias maneras? Seguramente serían pocas. Esto ilustra lo que intento demostrar: la mayoría de los que siguen creyendo en la teoría oficial de la conspiración, la versión Bush-Cheney, ignoran decenas de hechos que la contradicen.

El edificio 7 del World Trade Center

Voy ilustrar este punto, para terminar, referiéndome al derrumbe del edificio 7 del WTC. El movimiento considera desde hace mucho tiempo que este es el talón de Aquiles de la teoría oficial de la conspiración, por varias razones: ningún avión se estrelló contra el edificio 7; los incendios afectaron solamente algunos pisos; y se derrumbó sobre sí mismo, prácticamente a la velocidad de una caída libre, exactamente como en un tipo de demolición controlada que se conoce con el nombre de implosión, en la cual el edificio se retrae sobre sí mismo y termina convertido en un compacto montón de escombros. Está claro que los defensores de la versión oficial no quieren que alguien se interese por el derrumbe de ese inmueble. El Informe de la Comisión Investigadora ni siquiera lo menciona. Ese derrumbe raramente apareció en televisión antes del año 2008, cuando el NIST por fin publicó un informe sobre él, informe que había rechazado año tras año publicándolo sólo cuando la administración Bush-Cheney se preparaba para partir.

El informe del NIST sobre el edificio 7 será el tema de mi próximo libro. Ese informe revela, involuntariamente, que no es posible defender la teoría oficial, según la cual ese inmueble se derrumbó solamente por causa de los incendios. Para lograr lo imposible, el NIST tuvo que ignorar diferentes tipos de pruebas físicas [halladas] en el polvo del WTC, como la presencia de partículas que solamente pudieron formarse a muy altas temperaturas –en varias veces superiores a las provocadas por un incendio. Ese polvo también contiene elementos que no pueden ser otra cosa que residuos de nadotermita, clasificada como altamente explosiva. Contiene incluso una sustancia termítica activa, descubierta por el físico Steven Jones, que no es otra cosa nanotermita [unreacted].

Esa es la conclusión del nuevo artículo al que me referí anteriormente, cuyo principal autor, Niels Harrit, es experto en nanoquímica.

Cuando se le preguntó al NIST si se había realizado la búsqueda de rastros de explosivos en el polvo del WTC, la respuesta fue negativa. Al ser interrogado sobre las razones de que no se realizara esa búsqueda, Michael Newman, vocero del NIST, respondió: «Porque no había prueba alguna.» Ante tan oscura respuesta, el periodista preguntó: «Pero, ¿cómo saben ustedes que no hay pruebas si no las buscan?» Nueva respuesta, tan oscura como la anterior: «Si se busca algo que no está, se despercia el tiempo… y el dinero de los contribuyentes».

El NIST también ignoró, o deformó, los testimonios en los que se hablaba de explosiones en el edificio 7. El más importante era el de Barry Jennings, del Buró de Vivienda de la ciudad de Nueva York. En el momento del impacto contra la torre norte, a la 8h46, Jennings corrió, naturalmente, hacia su oficina, en el piso 23 del edificio 7, donde también se encontraba el Buró de Manejo de Situaciones de Urgencia del alcalde Giuliani. Pero cuando Jennings y Michael Hess, el consejero de negocios de Giuliani, llegaron allí, cerca de las 9h, ya todo el mundo se había ido. Llamaron para saber lo que tenían que hacer, y les dijeron que salieran del edificio inmediatamente. Como no funcionaba el ascensor, los dos corrieron hacia abajo por las escaleras. Al llegar al piso 6, una enorme explosión levantó el piso bajo sus pies. Al subir de nuevo al piso 8, Jennigs romper un cristal para pedir auxilio, y en ese momento pudo ver las Torres Gemelas, aún en pie.

Sin embargo, cuando Giuliani contó lo que su amigo Michael Hess había vivido aquel día, escribió que la enorme cosa que Hess y Jennings llamaron una explosión no era sino el efecto producido por los escombros del derrumbe de la torre norte, que no se derrumbó hasta las 10h28. Así que Giuliani sitúa ese episodio por lo menos una hora más tarde que Jennings. La versión de Giuliani se convirtió en la versión oficial. El NIST la defendió en su informe del año 2005 sobre las Torres Gemelas, al igual que en 2008 en un reportaje de la BBC sobre el edificio 7.

Jennings contó su historia en una entrevista concedida a los realizadores de Loose Change Final Cut. Pero, antes de la difusión del film, pidió que se retirara la entrevista, por miedo a perder su empleo. Más tarde, sin embargo, volvió a contarla en una entrevista concedida a la BBC. Pero la BBC reinsertó su testimonio en la cronología oficial, haciendo creer así que la enorme explosión que describía Jennings se debía en realidad a los «escombros de un rascacielos que se derrumba». La BBC incluso hace creer que Jennings estaba solo, aunque éste último dice varias veces «nosotros», al hablar de sí mismo y de Hess.

El programa de la BBC se transmitió en julio de 2008. El NIST, cuya cronología sigue la BBC, publicó al mes siguiente la primera versión de su informe sobre el edificio 7. Sólo 2 días antes de la publicación, Barry Jennings, que tenía 53 años, murió de forma misteriosa. Los que trataron de obtener más información no lograron saber nada más, aparte de que su muerte se produjo en el hospital.

Sea cual sea la causa de su fallecimiento, lo cierto es que se produjo en el momento preciso. Cuando el NIST publicó su informe, ya Jennings no estaba presente para hablar del asunto. Y la BBC pudo transmitir una segunda versión de su documental, esta vez con el testimonio de Michael Hess, vicepresidente (desde 2002) de la firma de consultoría del ex alcalde Giuliani. De forma nada sorprendente, Hess apoya la cronología que defienden Giuliani, el NIST y la BBC, así como sus afirmaciones de que no hubo ninguna explosión en el edificio 7.

La entrevista de Barry Jennings a los realizadores de Loose Change Final Cut, en la que contradice esa cronología, está disponible en Internet (ver Testimonio de Barry Jennings). El caso de Jennings ilustra perfectamente la amenaza que la verdad sobre el edificio 7 representa para la teoría oficial de la conspiración.

Como quiera que sea, existen otras razones por las cuales el edificio 7 constituye efectivamente el talón de Aquiles de esa teoría. Dije, hace un momento, que el edificio 7 se había derrumbado prácticamente a la velocidad de una caída libre. En la primera versión de su informe, publicado en 2008, el NIST afirmaba que el derrumbe había durado mucho más tiempo que si se hubiera producido a la velocidad de una caída libre. Y también explicaba por qué, según su teoría del «derrumbe progresivo», la caída libre absoluta habría sido imposible. Pero David Chandler, un profesor de física, hizo un video que muestra el inmueble derrumbándose en caída libre absoluta durante más de 2 segundos. Chandler confrontó al NIST exponiéndole su trabajo durante un debate público, que se transmitió en vivo.

Sorprendentemente, en su informe final publicado en noviembre, el NIST admite que el edificio 7 se derrumbó en caída libre durante más de 2 segundos. Pero no por ello modificó su teoría. En su informe final, el NIST admite entonces la caída libre como un hecho empírico, a la vez que elabora una teoría que simplemente no concuerda con la caída libre. Esa contradicción constituye la más importante autodestrucción de la teoría oficial de la conspiración, según la cual un grupo de terroristas musulmanes ocasionó el derrumbe de 3 inmuebles del WTC estrellando aviones de pasajeros contra 2 de ellos.
Conclusión

Concluiré dirigiéndome a los miembros del Movimiento por la Verdad sobre el 11 de septiembre –tanto a los viejos como a los nuevos. Yo les diría que hoy más que nunca es necesario redoblar nuestros esfuerzos por lograr que se sepa la verdad. Tenemos un nuevo presidente en la Casa Blanca. Sugiero que nos dirijamos principalmente a él. Él prometió que basará su política en la ciencia y en la inteligencia. Es un político, pero también es abogado y un hombre de fe, y tiene que saber que son muy numerosas las asociaciones de profesionales que les están pidiendo que autorice una nueva investigación.

Además de proseguir nuestras actividades, tenemos también que hacer todo lo posible conseguir que más científicos, abogados, militares, oficiales de los órganos de inteligencia y, sobre todo, más responsables políticos se unan a nosotros, porque es eso lo que necesitamos: ganarnos el apoyo de responsables políticos a través del mundo para que nos ayuden a obtener una nueva investigación, realmente independiente, y que se revele la verdad sobre el 11 de septiembre, para que las políticas basadas en la teoría del complot desarrollada por la administración Bush-Cheney sean definitivamente abolidas.

---
Traducido al español por la Red Voltaire a partir de la traducción al francés de ReOpen911.info
---
* David Ray Griffin, es profesor emérito de filosofía de las religiones y de teología en la Claremont School of Theology y la Claremont Graduate University.
Es también codirector del Center for Process Studies, que divulga y desarrolla la corriente filosófica de Alfred North Whitehead, basada en las ciencias.
Griffin ha publicado 34 libros, entre ellos 7 sobre el 11 de septiembre, 3 de los cuales han sido traducidos al francés: Le Nouveau Pearl Harbor, Omission & manipulations de la Commission d’enquête (premio de la Fundación Helios en 2006) y La Faillite des médias (medalla de bronce en la categoría Actualidades del Independent Publisher Book Awards en 2008).
Su más reciente obra es The New Pearl Harbor Revisited: 9/11, the Cover-Up, and the Exposé, elegido en noviembre del año 2008 como «Selección de la Semana» por Publishers Weekly (el equivalente estadounidense de Livres Hebdo).
Sus 2 próximos libros estarán dedicados al 11 de septiembre y tendrán por título: Oussama ben Laden: Dead or Alive? y The Mysterious Collapse of World Trade Center 7: Why the Final Official Report about 9/11 is Unscientific and False.
David Ray Griffin. Professeur émérite de philosophie des religions à l’université de Claremont (Californie).

Fuente:
Griffin, David Ray(24/4/2009).Un nuevo enfoque sobre el 11 de septiembre. En Voltaire.net [En línea]. Disponible en: http://www.voltairenet.org/article159849.html
--



--
11 hechos increibles ( pero ciertos) sobre el 11S
--