31 mar. 2009

Guatemala: la impune historia de impunidad perpetuada


Durante la dictadura de Jorge Ubico en Guatemala, en los años 40 del siglo pasado, había una ley por la que el finquero que matara dentro de su propiedad a cualquier empleado rebeldeno tenía consecuencias penales. Esa cultura de la impunidad rige en el país prácticamente desde su fundación, y al día de hoy nada indica que esté por desaparecer. Para ejemplo: recién hace apenas unos pocos años se suprimió una ley por la que el varón violador de una mujer quedaba libre de culpa y cargo si se casaba con la ofendida, siempre que ella fuera mayor de edad. Es decir: la impunidad define la vida cotidiana.

El Estado –“Estado finquero”, como se lo ha caracterizado correctamente en más de una ocasión– no sólo ha permitido históricamente esa situación de violación a los derechos mínimos y fundamentales de la población (en general, población indígena) sino que la legitima. El Estado ha sido, y continúa siendo, débil, ausente en muchos casos. Buena parte del territorio nacional ni siquiera contó con su presencia sino hasta las últimas décadas del pasado siglo, momento en que el Estado llega al grueso de la población, pero no para llevar servicios básicos –caminos de penetración, escuelas, centros de salud, planes de desarrollo agrario, pongamos como ejemplo– sino que llega como represión.

Fue el ejército, en su estrategia contrainsurgente, el que “peinó” esas zonas inhóspitas, con una visión capitalina y hablando español (en Guatemala se hablan 22 idiomas mayas, y en los territorios a los que nos referimos el español no es la lengua principal). El Estado tuvo presencia en toda la geografía nacional prácticamente como terrorismo de Estado, masacres mediante (se tienen registradas más de 600).

Esa llegadasi es que así puede llamársele– del Estado a las zonas indígenas, tradicionales proveedoras de la mano de obra barata y temporal para la producción agroexportadora del país (azúcar y café básicamente), fue brutal.


Como brutal, en general, ha sido la historia del país. País en el que, como dijera su premio Nobel de Literatura Miguel Ángel Asturias, “sólo borracho se puede vivir”. Y más allá de la posible exageración del bardo, ello encierra una verdad: la violencia, la impunidad y el autoritarismo prefiguran la historia y la fisonomía misma de esta sociedad.

Tan violenta es que, durante la guerra contrainsurgente del pasado siglo entre 1960 y 1996, murieron 200.000 personas (indígenas fundamentalmente) y desaparecieron cerca de 50.000 –la represión más furibunda de todas las guerras sucias de Latinoamérica durante los años de Guerra Fría–, sin que luego hubiera un solo responsable por el genocidio acaecido. Como dice una popular ranchera, muy cantada en Guatemala: ahí “la vida no vale nada. Menos aún si es la de un indígena.

Así como es ya sabido que la violencia genera violencia, también la impunidad genera impunidad. Guatemala es un descarnado ejemplo de ello.


Aquí ya hace más de una década terminó la segunda guerra más prolongada de todo el continente, luego de la de Colombia, pero el país, lejos de encaminarse hacia la paz, vive en continuo sobresalto. En estos momentos –dicho con cifras concretas en la mano– la situación en términos de seguridad está peor que durante los años del conflicto armado.

Hoy por hoy, sin estar atravesando técnicamente un conflicto bélico, se registra un promedio diario de 20 muertes violentas. La cantidad de armas de fuego diseminadas en la sociedad (entre legales e ilegales) supera las que había durante la guerra interna, a lo que hay que agregar la cantidad de policías privados que saturan todo espacio imaginable, desde un banco hasta una tienda de barrio o una peluquería, desde la entrada a un colegio privado hasta cada vez más barrios de las ciudades, siempre cerrados como fortalezas militares con alambradas de púas y barrotes en cada ventana, habiendo en este momento un 600% más que agentes de la Policía Nacional. Según datos de los propios organismos de justicia, en un 98% de los casos de asesinatos que se registran, no hay condena penal. Es decir: campea la impunidad más descarnada.

La impunidad reina altanera: el sistema judicial no funciona y cualquiera puede ser víctima de un hecho delictivo sin que se registren castigos por el mismo. Se vive un clima de inseguridad tan grande, en buena medida manipulado y "vendido" por los medios masivos de comunicación, que eso invisibiliza otros problemas de la realidad social: la pobreza crónica, la injusticia de base.

El dilema que se le plantea día a día a cada ciudadano común es si no será víctima de la delincuencia que pareciera barrer todo. Sobrevivir la cotidianeidad, ya no por la pobreza sino por la situación de violencia desatada, es una verdadera aventura.


Aunque tanta violencia, y más aún: tanta impunidad, tienen causas concretas. Ciertos sectores con creciente poder económico, y por tanto político, se favorecen de este clima de descontrol generalizado. Desde la asunción del actual presidente, Álvaro Colomun socialdemócrata “light”, para decirlo de un modo elegante– es un hecho casi cotidiano el asesinato de pilotos del servicio público de pasajeros. Últimamente esto ha arreciado, lo cual lleva a pensar que se ha entrado en una posible guerra frontal entre esos sectores que actúan desde las sombras y el gobierno. Esa matanza sistemática de choferes de buses a que estamos asistiendo, realizada con lujo de despliegue logístico dando a entender que se trata de profesionales del crimen, nos habla de planes maestros bien trazados y de grupos que se benefician de ello, sabiendo a dónde apuntan.

Lo que crean, definitivamente, es un clima de terror generalizado que puede dar lugar a diversas conjeturas: ¿búsqueda de golpe de Estado técnico? ¿Poner al gobierno de rodillas para exigirle concesiones?

Los sectores oligárquicos tradicionales, tan beneficiados de la impunidad histórica como estos nuevos actores ligados al crimen organizado surgidos de la post guerra, hoy por hoy no tienen un protagonismo decisivo ante la ola de delincuencia que barre el país. En cierta forma, también la padecen, la denuncian, por supuesto, y claman por terminar con ella, como claman todos los sectores. De algún modo puede decirse que el crimen organizado es una nueva oligarquía, con su espacio propio. Se desató el demonio (durante la guerra contrainsurgente), y ahora no hay como volverlo a su estado anterior.

Ahora bien: ¿por qué esta impunidad sin límites que va envolviendo a toda Guatemala sin aparente posibilidad de resolución? Sin dudas que hay ciertos grupos que hacen su agosto de todo esto. La población de a pie, obviamente no. Ella es quien pone los muertos. La aristocracia tradicional, tampoco pareciera en principio. ¿Los nuevos ricos crecidos a la sombra del Estado contrainsurgente de décadas pasadas?


El Estado represivo que se generó durante los largos años de guerra interna ya no existe el día de hoy con aquellas características, pero algunos de quienes lo hicieron funcionar siguen manejando considerables cuotas de poder, en algunos casos a la sombra de esa estructura estatal, habiéndose hecho cargo de rentables negocios ilegales (narcotráfico, contrabando) con los mismos criterios de militarización de años atrás.

El Estado está permeado por esos intereses sectoriales que se mueven con características mafiosas. Esos sectores continúan gozando de un clima de impunidad generalizado, creado durante la pasada guerra y nunca desarticulado, lo que alimenta y refuerza la cultura de violencia actual.

El crimen organizado actual nace de aquella época, habiéndose autonomizado hoy día, siendo un nuevo poder en sí mismo, con presencia económica, política y sin dudas, aunque aún en escasa medida: militar. Y fundamentalmente, en el sistema judicial, que destaca por su particular inoperancia, lo cual lleva a pensar que no se trata ahí de una debilidad técnica sino de un plan bien trazado.

Si los acuerdos de paz firmados en 1996 se consideraron una opción clave para combatir la violencia y la impunidad históricas del país, el cumplimiento lento y parcial que han tenido refuerza las condiciones para el actual clima de violencia general y de impunidad, afectando así la convivencia social y permitiendo esa criminalidad que, como machaca insistentemente la prensa: "nos tiene de rodillas".

Está claro que la impunidad que cosechamos actualmente tiene que ver con la impunidad sembrada décadas atrás. Lo que está claro es que la impunidad no se combate con armas de fuego, pena de muerte o, eventualmente, linchamientos (“justicia por mano propia”, como sucede en no pocas ocasiones, dado el agobio en que pareciera encontrarse la población, sumando ello a una cultura de violencia ya absolutamente desarrollada y asumida como normal, lo cual permite linchar a un ratero que se robó una gallina o una bicicleta).

Desarmar la impunidad es volver a generar una cultura de respeto a las leyes, al estado de derecho. Lo cual, hoy por hoy, se ve como bastante lejano.

La población de a pie, que es quien más sufre los embates de este clima enrarecido, está aterrorizada, pero no pareciera tener cómo reaccionar. "Vivir borracho", como pedía Miguel Ángel Asturias, o refugiarse en algunas de las numerosísimas iglesias evangélicas neopentecostales que aparecieron estos últimos años, no son sino huídas del problema. Pero la violencia y la impunidad siguen. La política del avestruz no es buena consejera.

Nunca más oportuno que ahora aquello de “a río revuelto, ganancia de pescadores”. Lo trágico es que lo que está en juego son vidas humanas. Y la vida, contrariamente a lo que dice la ranchera de marras: ¡¡sí vale!! ¡¡Y mucho!!.

Fuente:

Colussi,Marcelo (27/3/2009). Guatemala: Quien siembra impunidad cosecha impunidad. Especial para ARGENPRESS.info. [En línea]. Disponible en: http://www.argenpress.info/2009/03/guatemala-quien-siembra-impunidad.html

Ver también:


29 mar. 2009

Rusia propone convocar un foro sobre nueva moneda mundial


Rusia propone convocar una conferencia internacional en el nivel de representantes de Gobierno y expertos para discutir el proyecto de creación de una moneda mundial única, anunció ayer el viceministro ruso de Exteriores, Andrei Denisov.


"La iniciativa rusa busca el objetivo de plasmar en hechos la idea de la creación de una nueva unidad de pago, o sea, nueva moneda mundial. Es preciso conseguir que todos los agentes de los mercados económicos y financiero internacionales lleguen al consenso en este punto para que el proyecto prospere", indicó el viceministro en declaraciones a la prensa en Nueva York.

Al propio tiempo, el diplomático reconoció que la introducción de la moneda mundial única es un proyecto a largo plazo. Según sus palabras, aún no se discutieron la fecha ni el lugar del foro, propuesto por Rusia.

"Desde luego, todavía es prematuro hablar de la fecha y el lugar de la conferencia, pero no se debe dar largas al asunto", destacó Denisov y agregó que "podría ser un paso a dar después de la cumbre del G-20 en Londres y la conferencia en el máximo nivel de la ONU", fijada para primeros de junio.


En el marco de las iniciativas, promovidas de cara a la cumbre del G-20 que se celebrará en Londres el 2 de abril próximo, Rusia propuso encomendar al Fondo Monetario Internacional estudiar la posibilidad de introducir una moneda de reserva internacional. Rusia considera que podrían utilizarse a tales efectos los DEG (derechos especiales de giro del FMI) que ya sirven como moneda refugio para algunos países.

El presidente del Banco Popular de China, Zhou Xiaochuan, apoyó esta semana la iniciativa rusa de crear una moneda de reserva internacional como alternativa al dólar. "La introducción de una moneda de reserva supranacional, estable y no vinculada a un país concreto, redundaría en beneficio del sistema financiero mundial", destacó el banquero y al mismo tiempo advirtió que la "creación de una nueva moneda internacional es un proyecto a largo plazo que requiere perspicacia y resolución por parte de la comunidad mundial".

Por su parte, el presidente de EEUU, Barack Obama, se opuso a la creación de una nueva moneda internacional. "No hay necesidad de introducir una nueva moneda global", dijo Obama en una rueda de prensa ofrecida el pasado martes en la Casa Blanca. Momentos antes de hacer esta declaración, el presidente de EEUU afirmó que el dólar se fortaleció y los inversores consideran fuerte la economía estadounidense. Según sus palabras, la economía de EEUU ya entró en fase de recuperación.

Obama se opone a la creación de una nueva moneda internacional

25/ 03/ 2009

Washington, 25 de marzo, RIA Novosti. El presidente de EEUU, Barack Obama, se opuso a la creación de una nueva moneda internacional, iniciativa adelantada por Rusia de cara a la cumbre del G-20 en Londres.

"No hay necesidad de introducir una nueva moneda global", dijo Obama en una rueda de prensa ofrecida ayer en la Casa Blanca. Momentos antes de hacer esta declaración, el presidente de EEUU afirmó que el dólar se fortaleció y los inversores consideran fuerte la economía estadounidense. Según sus palabras, la economía de EEUU ya entró en fase de recuperación. Para sostener su opinión, Obama alegó el proyecto de presupuesto federal para el año financiero 2010, confeccionado por su Administración.

En el marco de las iniciativas, promovidas de cara a la cumbre del G-20 que se celebrará en Londres el 2 de abril próximo, Rusia propuso encomendar al Fondo Monetario Internacional estudiar la posibilidad de introducir una moneda de reserva internacional. Rusia considera que podrían utilizarse a tales efectos los DEG (derechos especiales de giro del FMI) que ya sirven como moneda refugio para algunos países.

El presidente del Banco Popular de China, Zhou Xiaochuan, apoyó esta semana la iniciativa rusa de crear una moneda de reserva internacional como alternativa al dólar. "La introducción de una moneda de reserva supranacional, estable y no vinculada a un país concreto, redundaría en beneficio del sistema financiero mundial", destacó el banquero y al mismo tiempo advirtió que la "creación de una nueva moneda internacional es un proyecto a largo plazo que requiere perspicacia y resolución por parte de la comunidad mundial".



China apoya iniciativa rusa de crear nueva moneda internacional


24/ 03/ 2009

Pekín, 24 de marzo, RIA Novosti. El presidente del Banco Popular de China, Zhou Xiaochuan, apoyó la iniciativa de rusa de crear una moneda de reserva internacional como alternativa al dólar, informó hoy la agencia Xinhua.

"La introducción de una moneda de reserva supranacional, estable y no vinculada a un país concreto, redundaría en beneficio del sistema financiero mundial", dice el banquero en su artículo, colocado en el sitio oficial del banco emisor chino.

Xiaochuan secundó la propuesta de Moscú de encomendar al FMI estudiar la posibilidad de introducir una moneda de reserva internacional. Rusia considera que podrían utilizarse a tales efectos los DEG (derechos especiales de giro del FMI) que ya sirven como moneda refugio para algunos países.

Al propio tiempo, el presidente del Banco Popular reconoció que la "creación de una nueva moneda internacional es un proyecto a largo plazo que requiere perspicacia y resolución por parte de la comunidad mundial".

En el momento actual se promueve al primer plano la tarea de "mejorar la gestión de riesgos dentro del sistema financiero existente", concluyó Xiaochuan.

Presidente de Kazajstán promueve la idea de crear moneda mundial única

11/ 03/ 2009

Astaná 11 de marzo, RIA Novosti. El presidente de Kazajstán, Nursultán Nazarbáev, al intervenir hoy en el segundo Foro Económico de Astaná propuso incluir en la agenda de las reuniones de los líderes del G-8 y G-20 el estudio de las perspectivas de crear una moneda mundial única.

"La comunidad mundial debería elaborar un sistema monetario global absolutamente nuevo, en el que los pagos se efectúen en moneda única, aprobada por todos los países. En la creación, la emisión y la regulación de tal moneda deberían participar todos los Estados", dijo él, añadiendo que el tema en cuestión podría figurar en la agenda de los más importantes foros económicos y políticos, incluidas las cumbres del G-8 y G-20.

Nazarbáev señaló que la idea que él promueve puede parecer demasiado audaz, pero al mismo tiempo exhortó a los economistas que participan el Foro de Astanáa valorar la ventajas que ofrecería su realización.

El presidente kazajo se reunió la víspera con Robert Mundell, Premio Nobel de Economía, quien participa en el Foro de Astaná. "La probabilidad de que tal moneda empiece a circular en los próximos cinco años es de un 30%", dijo Mundell.


Fuente: Ria Novosti, 26/ 03/ 2009.

Rusia propone convocar un foro sobre nueva moneda mundial (26/3/2009). voltairenet.org. Red de Prensa No Alineados [En línea]. Disponible en: http://www.voltairenet.org/article159451.html

28 mar. 2009

Un desplome económico de alcance planetario


"No estamos sino al comienzo
de un desplome de alcance planetario"


“La economía mundial es como un submarino que, tocado, se halla en rápida caída hacia zonas abisales, y las consecuencias para el Sur serán devastadoras

Entrevista(*) con Walden Bello(**)


Señor Bello, el Banco Mundial ha hecho sonar estos días enérgicamente la alarma, alertando de un desplome de la economía mundial.

¿Cómo estima usted los posibles efectos de esto en el Sur?


Serán masivos. Sufrirán sobre todo las economías nacionales que se han abierto completamente a la globalización, vinculando su crecimiento a la industrialización orientada a la exportación a mercados extranjeros. Harto menos afectados se verán los países con menor grado de apertura, por ejemplo, muchos Estados africanos.

¿Qué efectos tiene ya la crisis?

Las exportaciones agrícolas de Argentina y Brasil se hallan en caída libre. En el este de Asia las exportaciones ya se han desplomado drásticamente. En China, según el gobierno, 20 millones de trabajadores han perdido el empleo en los últimos meses. El valor del won coreano ha caído cerca de un 30%. Las transferencias de dinero de los trabajadores emigrantes del sureste asiático a sus países de origen declinan espectacularmente; además, los desempleados indonesios y filipinos tienden cada vez más a regresar a su patria.


¿Seguirá agravándose la situación?

Desde luego, no le quepa la menor duda. No estamos sino al comienzo de un desplome de alcance planetario. Yo no sé cuándo se llegará a tocar fondo, ni cuánto tiempo se mantendrá la economía mundial en esa zona abisal. La economía global es como un submarino tocado que su hunde a toda velocidad en dirección al suelo marino. Una vez dé en él, nadie sabe si podrá rescatarse a la tripulación y sacarla a flote. Tampoco sabemos si los intentos keynesianos de revitalización de la economía lograrán ponerla a flote.


¿Espera usted que la próxima reunión del G 20 [en Londres, el próximo abril] consiga controlar las turbulencias?

No. No se dan los presupuestos para un nuevo sistema de Bretton Woods. Cada quién va por su lado. La idea de reformar el FMI y de que el Banco Mundial juegue un papel más activo cuenta con pocos apoyos. Además, no se cerrarán en la OMC (Organización Mundial de Comercio) los acuerdos de la Ronda de Doha, porque muchos negociadores desconfían de la globalización. Y además, en el proceso de Basilea se ha evitado fijar el imprescindible marco regulador del comportamiento bancario. Muchas palabras bonitas sobre multilateralismo, pero pocos hechos.

¿Cómo juzga usted el programa de la administración Obama en relación con la economía mundial?

En materia de política económica, la administración Obama mira para casa y se aleja de la globalización y el libre comercio. Es verdad que habla de multilateralidad y se manifiesta contra el proteccionismo, pero eso no son hasta ahora más que fórmulas hueras. La prioridad de Obama es la estabilización de la economía de los EEUU. El resto del mundo, puede esperar. Los EEUU desempeñarán retóricamente un papel dirigente en el próximo encuentro del G 20 en Londres en lo tocante a arquitectura financiera global y robustecimiento de la regulación. Pero todo se subordinará en la práctica a sus intereses nacionales. Sólo cuando se logre frenar el desplome de la economía estadounidense se dedicará Obama a temas de economía internacional.


¿Qué pasa con Europa?

La UE, lo mismo que los EEUU, se concentra más en sus problemas interiores. Queda por ver si se decide por esquemas estabilizadores valederos para toda la zona, o bien recae en un pensamiento nacional-estatal. Yo me temo que en Europa resultarán erosionados tanto el apoyo al multilateralismo como las pretensiones políticas de alcance planetario. Me preocupa, además, qué pasará con los emigrantes del Este y del Sur, dado que la economía de la UE se encoge a ojos vista. El racismo y los prejuicios étnicos podrían empezar a prosperar.


¿Qué habría que hacer con toda urgencia para evitar un ulterior desjarretamiento de la economía mundial?

A la vista de los excesos económicos cometidos a escala planetaria, una buena cosa sería la desglobalización. La cual debería venir acompañada por una regionalización económica y unas economías nacionales robustecidas. La globalización ha arruinado a las economías nacionales. Las ha hecho vulnerables hasta conducirlas al desplome, y eso en la medida en que aniquiló sus fronteras protectoras y sometió su producción y su comercio al mercado mundial. El desafío para nosotros es cómo crear un sistema mundial en el que la participación en el tráfico global de capital y servicios robustezca, en vez de debilitar, a las economías nacionales.

¿Cómo juzga usted el estado de la izquierda y de los movimientos sociales actuales?

La izquierda tiene instrumental teórico para comprender la crisis. Particularmente importante aquí es el análisis marxista –incluidas las intuiciones visionarias de Rosa Luxemburg—, según el cual el capitalismo tiende a la sobreacumulación y la sobreproducción. El desafío es levantar un movimiento de masas a escala mundial, dando simultáneamente, a escala nacional, una respuesta anticapitalista a la crisis. Democracia en la economía, más democracia en la política: ésos deberían ser los objetivos. Tenemos que darnos prisa, porque si no disponemos de ofertas y soluciones de izquierda para la gente, tal vez se dejen convencer por la derecha. Pero no podemos querer en modo alguno una recaída de los Estados en un escenario como el de los años 30.


(*)Entrevista realizada por Henning Heine para el diario alemán TAZ al prestigioso científico social y activista filipino Walden Bello, flamante ganador del premio Nóbel alternativo.


(**)Walden Bello, profesor de ciencias políticas y sociales en la Universidad de Filipinas (Manila), es miembro del Transnational Institute de Amsterdam y presidente de Freedom from Debt Coalition, así como analista sénior en Focus o­n the Global South.

Fuente:

Heine,Henning(22/03/09).Entrevista a Walden Bello. Traducción para www.sinpermiso.info: Amaranta Süss [En Línea]. Disponible en: http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=2445

--



--

16 mar. 2009

El pueblo salvadoreño escribe su historia postergada

Los obreros y campesinos de El Salvador
derrotan el fraude electoral y ganan las elecciones

Se ha librado una fuerte batalla entre las clases sociales en El Salvador. Se ha derrotado humillantemente a una de las burguesías más reaccionarias de America. Las masas derrotaron el fraude electoral escandaloso que estaba preparando Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), el partido reaccionario fundado por el anticomunista dirigente de los escuadrones de la muerte Roberto D’Abuisson. La burguesía tuvo que ceder de muy mala gana la administración del Estado al Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN) para evitar un estallido revolucionario.

Un triunfo histórico

El FMLN es el partido heredero de una larga tradición de lucha revolucionaria de las masas que combatieron a los gobiernos militares y enfrentaron una cruel guerra civil. Hace 20 años, después de pasar por dos fraudes electorales, la gran efervescencia política entre las masas generó una crisis revolucionaria y un gran auge de la lucha de masas que tendría su cúspide en 1980 con una oleada huelguísticas sin precedentes. Esta lucha revolucionaria fue la partera del FMLN, es por la herencia de esta historia que este partido se sigue declarando revolucionario y socialista.

La victoria del 15 de marzo es un paso adelante en el proceso histórico de lucha revolucionaria del pueblo salvadoreño, los oprimidos se batieron a duelo durante más de una década en una guerra revolucionaria en la que el Estado ha contado con el gran apoyo del imperialismo estadounidense. Los acuerdos de paz firmados en 1992 sólo fueron una pausa en la lucha de clases. No se ha solucionado ninguno de los problemas fundamentales de las masas.

El Salvador es un país artificial, inviable e inestable, y al igual que el resto de América Central, El Salvador es una nación producto de la separación criminal que la burguesía hizo de Centroamérica, que la dividió como quien mutila un cuerpo vivo. El triunfo del FMLN se suma a la victoria del FSLN en Nicaragua, a la derrota de la derecha en Guatemala, a la entrada de Honduras al ALBA y a las protestas masivas contra el TLC en Costa Rica.

El capitalismo es inviable en El Salvador

El capitalismo nunca le ha podido ofrecer solución a los problemas de las masas centroamericanas que han mantenido una enorme tradición revolucionaria, siendo los trabajadores salvadoreños particularmente combativos. En 2004 la CEPAL estimaba que el 47% de la población vivía con menos de dos dólares al día, el PNUD estima que en 2008 había un déficit de medio millón de casas y The Economist ha dicho que El Salvador es el país con la tasas de asesinatos más grandes del mundo. Las masas cansadas han reaccionado y echaron finalmente a ARENA del gobierno.

Seguramente los titulares de la prensa salvadoreña amanecerán hablando de la gran solidez de la democracia salvadoreña, de que ARENA es un partido maduro y democrático al aceptar su derrota, de que ahora debemos caminar todos unidos para construir un nuevo El Salvador. Pero eso está muy lejos de reflejar lo que hemos vivido en esta jornada electoral. No son unas simples elecciones, reflejan ante todo el desgaste del régimen y el cansancio de las masas que están buscando una solución contra los males generados bajo el capitalismo.

Estas elecciones son el equivalente a la derrota de la monarquía de Alfonso XIII en España, en 1931. Bastaron con unas simples elecciones para que colapsara aquel podrido régimen, las masas estaban eufóricas pero este sólo fue el inicio de uno de los más fuertes y radicales procesos revolucionarios. No podemos entender la victoria actual del FMLN sin comprender el proceso revolucionario en el que se encuentra América Latina y contra el que basó su campaña la burguesía.

Masiva respuesta del pueblo salvadoreño


El fraude electoral estaba más que anunciado, la campaña de miedo fue terrible, incluso hubo atentados de elementos de ultraderecha contra militantes del FMLN que fueron asesinados como fue el caso de los dos muertos en Nejapa; unos días antes de las elecciones la Policía Nacional Civil (PNC) hostigó a infinidad de militantes y simpatizantes del partido de izquierda. Los capitalistas por su cuenta extendían la campaña de temor anunciando despidos en sus empresas. Aquí no había imparcialidad ni neutralidad, el propio presidente Antonio Saca hacia campaña a favor ARENA al igual que Walter Araujo presidente del que Tribunal Supremo Electoral que tendría que haber sido imparcial.



Defensa férrea de cada voto


Durante las elecciones, pese a llamados del Tribunal Supremo Electoral (TSE) a no llevar distintivos ni propaganda electoral, las masas salieron con sus camisas de ARENA que se difuminaron en la marea roja de gente que iba con camisetas y banderas del FMLN. Carros iban repletos de propaganda de Mauricio Funes y veíamos a los más humildes negocios con sus banderas rojas. También es de resaltar que muchas personas que no militan en ningún partido fueron a votar, miles de ellos por primera vez en sus vidas participaban en una contienda electoral. La participación fue enorme, las escenas de miles y miles de personas en las calles eran impresionantes y mostraban que el pueblo salvadoreño estaba muy claro de que se jugaba el futuro del país en las elecciones.

El fraude electoral era un peligro real, Funes y Sánchez Cerén lo denunciaron y llamaron en el cierre de campaña a la defensa del voto y a ir a votar masivamente. La respuesta de los pobres de El Salvador fue verdaderamente inspiradora, se defendió cada voto con uñas y dientes. Los más humildes salieron en masa desde los cantones más recónditos y los barrios más humildes a votar. Walter Araujo, el reaccionario presidente del TSE, no tuvo otra opción que reconocer al final de la contienda en su tercer mensaje en cadena nacional el enorme esfuerzo de las masas para impedir el fraude.

En la televisión, en casi cada enlace que hacían los reporteros, uno podía escuchar infinidad de denuncias escandalosas de fraude y después escuchar de voz de los reporteros que eran problemas menores que no empañaban la democracia. Fueron movilizados miles de extranjeros para votar por ARENA que llegaron al país en buses y aviones. Se descubrieron casos de personas que votaron dos o tres veces. Cabe mencionar las acciones que emprendieron las masas a las primeras horas del día en municipios como San Miguel donde los militantes del FMLN interceptaron a extranjeros que iban disfrazados de simpatizantes efemelenistas con Documentos Únicos de Identidad (DUI) falsos. También se dieron enfrentamientos en el Estadio Cuscatlán donde había extranjeros atrincherados que descubrió el pueblo. La Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO) se movilizó al lugar pero no pasó a mayores. Lo que quedó muy claro desde las primeras horas del día es que las masas lucharían hasta el final contra el fraude electoral y lo demostraron a lo largo de la jornada.



Colapso de la derecha y enorme confianza en el FMLN


Uno de los elementos fundamentales que nos dejan de muestra estas elecciones es el enorme desgaste de los partidos de la burguesía (ARENA, PCN y PDC) que pese a su supuesta unidad y su campaña histérica contra el comunismo no pudieron derrotar el poder de las masas.

La mayor parte de la burguesía no tiene confianza en un gobierno del FMLN, teme al potencial revolucionario de sus bases. Hasta el último momento estuvieron barajando la posibilidad de fraude. Después del cierre de las urnas, las televisoras no pudieron ocultar la tendencia favorable hacia el FMLN, cada vez que filmaban el conteo de una urna el resultado era favorable a la izquierda. Las televisoras que daban encuestas preliminares daban un margen amplio para el FMLN de un 7 o 10% de ventaja. Acercándose la hora en que se daría el informe oficial del TSE los medios de comunicación cambiaron de tono y empezaron a hablar de un empate técnico.

A las 7:30 p.m. estaba programada la primer cadena nacional con el TSE para dar los primeros resultados preliminares oficiales. Pasaron 7 largos minutos antes de que salieran los representantes del tribunal supremo electoral, sus rostros mostraban una gran desmoralización, había algunos asientos vacíos. Es evidente que la burguesía estaba dividida sobre las acciones a seguir y que discutió hasta el último momento la posibilidad de imponerse vía fraude.

Walter Araujo dio los primeros resultados donde daba un margen pequeño de triunfo al FMLN con una tercera parte de las actas escrutadas y señaló: “Aquí nadie se puede declarar vencedor con estos resultados”.

Enorme impacto de las ideas marxistas

El elemento que detuvo el fraude fue la enorme respuesta que habían dado las masas y el miedo a que fueran más lejos. El Bloque Popular Juvenil (BPJ) estuvo defendiendo desde un inicio una lucha decisiva contra el fraude electoral, fuimos atacados en los principales medios de comunicación, fundamentalmente en La Prensa Grafica. Estos ataques mostraban el gran impacto de las ideas de los marxistas entre los sectores avanzados de las masas.

La dirección del FMLN no dio orientaciones precisas si se concretaba el fraude electoral, el BPJ llamó a una lucha decidida y a la realización de una huelga general de 24 horas.
Seguramente eso obligó que al final nuestros dirigentes hicieran llamados más serios a luchar contra el fraude en los cierres de campaña. Las bases atendieron estos llamados llevándolos a la práctica 100 veces más a la izquierda. La Prensa Grafica desesperada tuvo que escribir una nota un día antes de las elecciones titulada: “El BPJ insiste en llamar a huelga general si pierde el FMLN”. Lo que querían era generar un escenario en contra de las protestas contra el fraude, pero las masas estaban muy atentas. De consumarse el fraude se hubiera desatado una poderosa lucha que hubiera adquirido un carácter revolucionario donde las masas podrían haber asestado una derrota aun más humillante a la burguesía. En vez de detener el giro a la izquierda en la sociedad hubieran abierto una franca lucha revolucionaria.

ARENA no tuvo otra opción que reconocer su derrota

La burguesía se quedó desarmada y aunque les dolió tuvieron que reconocer el gane del FMLN. Después del segundo informe del TSE donde seguía ganando el FMLN la prensa internacional empezó a dar como triunfador a Mauricio Funes quién junto a la dirigencia del frente salieron en público y se declararon ganadores. El ultimo informe del TSE con 90.68% de las actas escrutadas nuevamente le daba el gane a Mauricio Funes pero aun así Walter Araujo reconoció como presidente electo al candidato de izquierda. El triunfo ya estaba consumado, dando como resultado preliminar 51.27% de los votos para el FMLN (un millón 231 mil 755 votos) contra 48.73% para ARENA (un millón 170 mil 780 votos), solo faltaba ver si este ultimo partido reconocería los resultados.

Después de una gran espera finalmente Rodrigo Ávila se presentó en público junto a diversos dirigentes del partido de derecha. Después de titubear por largo tiempo en un discurso que inició con grandes rodeos y pocas ideas, reconoció que los resultados favorecían a Mauricio Funes. Dijo que ARENA será una oposición constructiva y vigilante de que en nuestro país no se pierda el sistema de libertades. Puntualizó que la mitad de los salvadoreños había votado por la izquierda pero la otra mitad había votado por ellos, un dato exagerado debido a sus acciones fraudulentas. En ese mitin se oyeron los clásicos gritos de guerra de la derecha: “Patria sí, comunismo no”. Ávila con palabras hipócritas deseo finalmente que Dios iluminara a los dirigentes del frente y a Funes.

La burguesía usará un doble juego: por un lado ganar, cooptar o por lo menos neutralizar a Funes y la dirección del FMLN; por otro lado combatir cualquier iniciativa que afecte a sus intereses. El FMLN fue el partido que más diputados obtuvo en las elecciones de enero pero los partidos de derecha juntos son mayoría, además de que ARENA gobernará la alcaldía de San Salvador. Todo esto lo utilizará la derecha para boicotear al gobierno de izquierda.

Es evidente que en estas elecciones hubo enormes diferencias y fricciones dentro de ARENA, el rostro de Antonio Saca se veía francamente molesto mientras Ávila reconocía su derrota. ARENA mostró fuertes diferencias a lo largo de este proceso electoral que pudo dejar momentáneamente a un lado para unirse contra a el triunfo del FMLN. Sin la administración del Estado es muy factible que las divisiones de la burguesía se profundicen mucho más en el próximo periodo.


Un cambio seguro se consigue luchando por el socialismo


Los obreros y campesinos de El Salvador han asestado un gran golpe a la derecha. Ésta ha sido una de las elecciones más difíciles que ha ganado la izquierda en América Latina y está despertando el entusiasmo de los trabajadores a nivel internacional. Hay enormes ilusiones en el nuevo gobierno del FMLN que ha obtenido su votación más grande de la historia, las grandes expectativas de cambio las podemos ver en el gran festejó en el redondel Másferrer donde se concentraron decenas de miles de simpatizantes a pesar del cansancio de esta agotadora jornada. Las masas han salido a las calles con gran euforia a festejar.

Funes gozará de una luna de miel donde las masas esperarán ver soluciones, pero la crisis de los EEUU golpeará aun más fuertemente a El Salvador y si no se rompe con el sistema capitalista continuará la tendencia de desempleo, migración, ataques laborales, lumpenización de la sociedad y violencia. Se necesita dar una solución real a estos problemas, el pueblo salvadoreño demanda cambios.

Mauricio Funes es más parecido a Lula da Silva que a Hugo Chávez, ha manifestado que admira y se ha comparado con Barack Obama. Al final de su campaña la derecha sacó a la luz un millonario préstamo que le hiciera a Funes un empresario apellidado Salume. También se mostraba una mansión donde habitó durante la ultima etapa de la campaña, por razones de seguridad declaró Funes. Es evidente que un sector de la burguesía quiere cooptar a nuestros dirigentes para que no vayan muy lejos en los cambios, por eso debemos fortalecer las organizaciones de base de los trabajadores para hacer contrapeso.

Funes al celebrar su victoria declaró que reiteraba que mantearía el sistema de libertades, respondiendo a los argumentos de que quería instaurar el comunismo al que mostraban con la visión distorsionada de que es un sistema autoritario. Señaló que el nuevo gobierno partía de los acuerdos de paz, que beneficiaria al pueblo salvadoreño y se acabarían los privilegios; pero que los empresarios podrían estar tranquilos porque se respetaría la propiedad privada y haría de la economía de El Salvador la más dinámica de la región. Llamó a todas las fuerzas a trabajar por construir un nuevo El Salvador, antes ya había señalado que formaría un gobierno de unidad nacional donde se incluirían a fuerzas distintas a las del FMLN.

La prensa burguesa durante la campaña mostró declaraciones del BPJ, quienes dentro del FMLN nos seguimos declarando marxistas, como la muestra de que el partido seguía siendo socialista. Ante eso Funes y Sánchez Cerén declararon que en otros partidos de izquierda como el PT de Brasil y el PSOE de España, había en las bases del FMLN gente que se declaraba socialista y marxista pero que eso no significaba que la dirección fuera por ese camino.

Hay militantes que argumentan que la dirección del FMLN sigue defendiendo el socialismo pero que el siguiente paso es establecer la democracia y desarrollar el país. Esta idea se basa en la teoría de las dos etapas que los estalinistas les copiaron a los reformistas mencheviques en Rusia. Esta es una teoría que ha demostrado su fracaso de inicio a fin en un país tras otro.

El Salvador tiene una economía parasita del imperialismo en crisis, esta es la herencia que recibimos de ARENA. Los economistas burgueses serios reconocen que las remesas caerán de la que existe una dependencia económica. Basarse en las maquilas como elemento de desarrolló, como lo declara el programa de gobierno del FMLN, significará en el mejor de los casos continuar con la sobreexplotación y las malas condiciones laborales. Se necesita un cambio radical y si bien no existen las condiciones objetivas para el socialismo en el país debemos decir que el desarrollo de El Salvador es imposible bajo la dirección de la burguesía progresista que siempre se subordina a los intereses del imperialismo. Los trabajadores del campo y la ciudad son quienes llevaron al FMLN y Funes al gobierno y las únicas capaces de dirigir el desarrollo y progreso del país.

No hay condiciones objetivas para construir el socialismo en El Salvador debido a su atraso económico pero si las hay a nivel internacional. Si el nuevo gobierno del FMLN se basa en la movilización de las masas, que mostraron su gran potencial revolucionario, puede asestar golpes tremendos a la burguesía expropiando las industrias clave, la banca y las grandes concentraciones de tierra poniéndolas a funcionar bajo control democrático de los trabajadores. Esto permitiría establecer una economía planificada y sería un ejemplo para otras revoluciones que podrían seguir los pasos del pulgarcito de América e iniciar la construcción de una federación socialista de América Latina.

La fiesta ha empezado, las masas que han dejado en el camino a 30 mil muertos en 1932, a más de 70 mil en la década del 80, que han realzado insurrecciones y huelgas generales heroicas a lo largo de la historia, ahora exigirán que su gobierno sea radicalmente diferente a todos los gobiernos burgueses anteriores. Ahora exigirán derecho a la sindicalización, a la vivienda, a la educación, a la salud, empleo, buenos salarios… La burguesía presionará a nuestros dirigentes en sentido opuesto para evitar los cambios y la perdida de sus enormes privilegios basados en la propiedad privada de los medios de producción.

Una vez más el pueblo salvadoreño mostró su enorme potencial revolucionario, la burguesía está abatida y se demostró claramente que se les puede derrotar. Llamamos a Mauricio Funes, a Sánchez Cerén y a la dirección del FMLN a romper con la burguesía, apoyarse en la enorme fuerza que representa el pueblo salvadoreño e iniciar la transformación radical de la sociedad. En la época de decadencia capitalista dentro de un pequeño país dependiente solo hay solución en base a un programa socialista e internacionalista.

Los marxistas del FMLN agrupados en el BPJ seguiremos luchando porque nuestro gobierno no le haga concesiones a la burguesía e inicie la revolución socialista de la sociedad por la que dieron su vida decenas de miles de obreros y campesinos de nuestro país de quien seguimos su ejemplo y a los que no podemos defraudar.


Ricardo Ayala
Fuente: bloquepopularjuvenil.org 15 de marzo de 2009
Disponible en: http://www.militante.org/fmln-gana-elecciones-2009

14 mar. 2009

El Salvador: revive el doloroso grito de la utopía

"Ese es el gran mal de El Salvador: la riqueza, la propiedad privada como un absoluto intocable y ¡ay del que toque ese alambre de alta tensión, se quema! No es justo que unos pocos tengan todo (...) y la mayoría marginada se está muriendo de hambre".
Monseñor Óscar Arnulfo Romero. 12 de agosto de 1979

El pueblo salvadoreño se encuentra en un momento clave de su historia, en una encrucijada a ser resuelta en pocos días en un evento electoral, en medio de un clima mezclado de ansiedad y expectativa, frente a las campañas de temor informativo del oficialismo y la esperanza de dar un giro de una política dominada por poderosas familias de una gran plutocracia, respaldadas por un genocida ejército y los escuadrones de la muerte ligados a los principales exponentes del oficialismo.

La contienda electoral, decidirá el poder ejecutivo salvadoreño, entre el candidato: Mauricio Funes, del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMNL), que es la antigua guerrilla salvadoreña, legalizada como partido en diciembre de 1992 en virtud de los acuerdos de Paz que firmó con el gobierno en enero de ese año para terminar con doce años de guerra civil; y el candidato: Rodrigo Ávila, del partido gobernante Alianza Republicana Nacionalista (Arena, derecha), de cara a estos comicios de marzo del 2009,en los que intentará ganar su quinto gobierno consecutivo.

En este contexto ambos candidatos se movilizan a diferentes lugares y con distintos objetivos con el fin de lograr hasta el último votante posible, siendo estas últimas horas cruciales en ese sentido para Mauricio Funes, que junto a la carga de su presencia en los medios de comunicación a través de diversos spots promocionales, lo ha hecho también en actos públicos en los que ha recibido variadas y significativas adhesiones de sectores de fuera del partido y de la izquierda del país.

Los ha habido con sectores afines también, como el anuncio oficial de compromisos con el Partido Social Demócrata y con Cambio Democrático, en memorables actos presenciados por cientos de militantes de dichas entidades de centro izquierda.

Además ha tenido encuentros con sectores diversos, como el caso de más de seiscientos pastores evangélicos, varias asociaciones de transporte público y de carga, sectores profesionales en general, y también en particular con gremios de médicos y del sector salud, y con asociaciones de abogados, entre otros.
--



--
El cambio parece inminente, cuando incluso miembros históricos de la Democracia Cristiana - entre ellos el hijo del líder histórico y ex presidente de la República, José Napoleón Duarte -, que han decidido apoyar la campaña del cambio que ofrece Mauricio Funes, alejándose de la dirección actual del PDC que previamente ha optado por retirarse de la contienda y pactar con Arena. Pero más significativa es que la ex fórmula presidencial del Partido de Conciliación Nacional, PCN, Tomás Chévez y Rafael González Garciaguirre, y que hace unas semanas escenificaron una reacción inesperada al oponerse a la decisión de la cúpula de ese partido de derecha e incondicional aliado del oficialismo, al también decidir retirar la candidatura para dejar el espacio y su apoyo para Ávila y Arena, hayan definido su opción. En un acto público desarrollado en un hotel capitalino, ambos ex candidatos han expresado el apoyo a Funes, acuerpados por cientos de representantes de sus bases distribuidas en el país; a lo que Mauricio ha respondido saludando el gesto, y además resaltando la actitud digna y valiente que ellos han mostrado ante la sociedad. Realmente, acontecimientos nunca vistos y que difícilmente fueron imaginados; sólo comprensibles por el ánimo positivo en la población por la esperanza de que el cambio se esté gestando definitivamente.

Frente a una concentración masiva de simpatizantes del partido de izquierda (sábado 7 de marzo), el candidato presidencial del FMLN, Mauricio Funes, emitió su discurso previo al cierre de campaña electoral en el cual prometió un gobierno de unidad nacional y dijo lo siguiente:

“Estamos en un momento histórico de lograr la alternancia, los señores de ARENA han fracasado, ¡váyanse a sus casas! y déjennos a nosotros gobernar el país”.

Haciendo un recuento de ARENA en el gobierno salvadoreño, es evidente que como directriz de sus ideas políticas, lo único que ha podido demostrar es que actúa como una sucursal del partido republicano de EE.UU., por eso se encuentra agotado en el campo de las ideas. La caída de la bolsa de valores de Wall Street y las constantes intervenciones de los gobiernos de Estados Unidos y Europa para sostener a las diferentes corporaciones que se han declarado en bancarrota, dejaron sin fundamento el mito neoliberal de la "reaganomics", que se emularía a los tigres de la economía asiática, convirtiéndose así, en una especie de "tigre centroamericano", lo cual, y desde la perspectiva de la situación económica mundial actual y de las políticas económicas requeridas, para salvar de la insolvencia a muchos estados del mundo, no solo ha sido iluso, sino que sostnerlo en estos criticos momentos, es una procacidad perversa. Pero lo grave fue que, bajo esta careta, se permitió una perniciosa desregulación de los agentes del mercado y se asumió una política no intervencionista del Estado, bajo el falaz argumento que, con ello se podía resolver las crisis cíclicas del sistema capitalista; pero esas ideas no sólo demostraron ser falsas y cínicamente utilizadas en argumentaciones falaces, sino devastadoras para la población salvadoreña; devastación derivada de las políticas económicas genuflexas a los intereses de los seguidores de los postulados del consenso de Washington y que han sido la única y poco creativa alternativa que ha mostrado ARENA en el gobierno de El Salvador en los últimos 20 años. Hoy, así como se derrumban estrepitosamente los republicanos de EE.UU. y su "reaganomics", se desmorona el pensamiento de reducir el papel del estado para conducir a la sociedad salvadoreña de los areneros salvadoreños, que para variar, lo que ha hecho es aumentar significativamente la acumulación de la riqueza en unos pocos grupos plutocráticos. Es posible decir, que las políticas neoliberales han resultado para el pueblo salvadoreño, más destructivas que la misma guerra civil, pues, como lo reveló, una investigación publicada a finales de 2008 y que estuvo a cargo del Instituto Interamericano de Derechos Humanos (IIDH): “Estudio Relativo a las Políticas Públicas Regionales sobre la Reducción de Pobreza en Centroamérica”, se reveló que: “Existe un millón de la población en pobreza total, que significa la imposibilidad de aprovechar u operativizar la cobertura de los servicios básicos y la canasta alimentaria”.

También a finales del 2008, el Programa Mundial de Alimentos (PMA), en su informe: “Alzas de Precios, Mercados e Inseguridad Alimentaria y Nutrición en Centroamérica”, registró para El Salvador al menos 104 mil nuevos pobres, aumentando significativamente así la densidad de personas que no tienen acceso a comida y vivienda. Según los datos de la investigación, desde 2006 hasta principios de 2008 la canasta básica para el área rural en El Salvador incrementó 11% y para el área urbana un 14%. Adicional a esto, el Coordinador general del Llamado Mundial a la Acción Contra la Pobreza, capítulo El Salvador, Antonio Paniagua, ante los llamados fallidos al diálogo a R. Ávila y Rivas Zamora, entorno a las condiciones pauperizantes del pueblo salvadoreño, manifestó que: “Evidencia una falta de compromiso con el país y que no tienen programas para combatir este problema. La pobreza es el principal problema que afecta a la educación, a la salud, la vivienda”.

El desprecio por el pueblo salvadoreño, por erradicar la pobreza, la miseria y la desnutrición de los niños, ha sido típica por parte de los poderosos grupos plutocráticos salvadoreños, de los militares y de los intereses geopolíticos de los republicanos de EE.UU.; cuya representación más conspicua de todos ellos ha sido el partido ARENA, cuyas raíces se hunden en la sangrienta y aterradora historia de los escuadrones de la muerte. La tradición neoliberal de los últimos 20 años de ARENA, ha incidido sobre el aumento de la miseria y de los efectos irreversibles de la desnutrición infantil. Esto ha quedado demostrado en el contexto del Programa Regional de Erradicación de la Desnutrición, que ha evidenciado la miseria en 132 municipios de un total de 262 a nivel nacional. La prevalencia de la desnutrición crónica en ellos va de “alta” a “muy alta”. En la categoría de “alta”, se encuentran 65 municipios, en donde el porcentaje de personas con este problema de salud oscila entre el 21.32% y el 27.17%. Mientras que en la de “muy alta”, existe un total de 66 municipios, en donde los porcentajes son iguales o mayores a 27.18%.

Las depredadoras políticas económicas clasistas de ARENA, que permiten una acumulación de la riqueza descomunal y la pauperización inhumana en la gran masa de la población salvadoreña, ha sido harto evidenciada en múltiples informes, como el realizado por especialistas del Fondo de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y de otros organismos internacionales coinciden en que la población de este país centroamericano no carece de productos, sino de dinero para adquirir lo que requiere la ingesta diaria. A juicio de los expertos consultados, esta situación lleva a la desnutrición y a la pobreza extrema a la amplia masa de la población salvadoreña.

Para finales del 2008, y al conmemorarse el Día Mundial de la Alimentación, la representante de la FAO en El Salvador, Delmy Linares, indicó que este país tiene un 18.9 por ciento de su niñez en un estado de desnutrición crónica, lo que afecta a su crecimiento. En tanto, un 18 por ciento de las mujeres entre los 15 y 49 años padecen desnutrición. A criterio de Linares, cuando la gente habla de seguridad alimentaria sólo se refiere a la producción, pero olvidan que el tema va más allá que tener alimentos a disposición. "El objetivo final de comer es tener una buena nutrición, buena salud para que uno pueda desarrollarse de manera adecuada" y los granos representan una importante fuente de alimentación", subrayó. "Aquí hay fríjol, el problema es el precio, aunque éstos han bajado últimamente porque ya están saliendo las producciones de este año y de acuerdo con datos oficiales, la cosecha de frijol y maíz para este años se va a incrementar", recalcó. Y resaltando la desigualdad pauperizante, señaló lo siguiente:
"En El Salvador existen alimentos por todos lados, ya sea producido o importado, no es por falta de productos que las familias puedan tener problemas para comer o estar desnutridas, sino que más bien por un problema de acceso a éstos por no tener dinero".

El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en sus últimos informes, ha demostrado contundentemente, que no se han generado ni las condiciones sociales ni laborales para lograr que el pueblo salvadoreño prospere económicamente, en el contexto de los gobiernos de ARENA, por lo que la única fuente de bienestar social han sido las remesas familiares de salvadoreños en el exterior, principalmente de los que residen en EE.UU, que por una parte han logrado reducir “de manera directa” la pobreza y por otro han catapultado hacia el bienestar económico a miles de familias rurales a las que el Estado les había negado por siglos acceso a educación y servicios básicos.

La población emigrante, ha ayudado con el envío de remesas a aumentar los “niveles personales de bienestar” y elevar “los ingresos monetarios” de sus parientes que continúan en este país, “permitiéndoles también a éstos salir de la pobreza. Las remesas, de acuerdo a la investigación de PNUD, también han constituido para los hogares que las reciben “un importante mecanismo de acumulación de activos”, principalmente en viviendas. “Las remesas son un factor determinante de la calidad de los materiales con que están construidas las viviendas y, más en general, de las condiciones habitacionales y del acceso a servicios básicos como electricidad y agua por cañería

De acuerdo a datos oficiales, más de tres millones de salvadoreños han salido del país, primero por la guerra civil que vivió esta nación centroamericana entre 1980 y 1992, y luego , esta salida se ha acentuado por las pésimas condiciones económicas y el desempleo en el contexto de las políticas neoliberales de ARENA. Solo en Estados Unidos viven 2.8 millones de emigrantes salvadoreños, según las mismas fuentes.

En 20 años del gobierno de ARENA, El Salvador pertenece aún a la lista del 20 por ciento de países con mayores desigualdades de ingresos, y “la desigualdad en la distribución del ingreso ha aumentado desde comienzos de los noventa”, lo que se demuestra que esta nación ostenta el lugar No. 14 de las naciones más desiguales del mundo, pues su Coeficiente de Gini es de: 52.5 (- El Coeficiente Gini se utiliza para poder graficar la desigualdad en los ingresos, pero también puede utilizarse para medir cualquier forma de distribución desigual-). Casi la mitad de la población (43 por ciento) está subempleada y el costo de la canasta básica ascendió a 750 dólares; mientras que los salarios mínimos en principales sectores como la industria maquiladora y la agricultura, andan por apenas 160 y 100 dólares, respectivamente.

El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), ha afirmado que:

De no ser por las remesas, El Salvador sería no solo un país con más población en situación de pobreza, sino también un país bastante más desigual”, se sostiene en el informe, que además reconoce que un aproximado de medio de millón de salvadoreños “vivirían en situación de extrema pobreza si no recibieran remesas”.

El PNUD a su vez ha adviertido que en El Salvador: “todavía la tasa (de pobres) es muy alta” en este país, donde el 60 por ciento de sus casi seis millones de habitantes es subempleado.

Al respecto el PNUD ha sentenciado:

“La pobreza relativa ha aumentado desde 2002, tanto en las zonas rurales como urbanas [...] Cuatro de cada diez familias rurales y casi un tercio de las familias urbanas del país se encuentran en situación de pobreza[...] Este deterioro en las condiciones de vida se debe a una multiplicidad de factores, entre los que se incluyen el aumento del empleo informal, la crisis del café y el deterioro de los ingresos reales[...] el salario real cayó casi 22 por ciento entre 2000 y 2006".

Pero que hoy, las remesas se encuentran en una dramática caída en picada, ante las condiciones recesionarias que se dan para fines del 2008 e inicios del 2009 en EE.UU., lo cual indica, que la economía de casino de los neoliberales, llevará a millones de salvadoreños a condiciones de miseria, sino se toman medidas contracíclicas inmediatas y con una ingente inversión social y políticas agroalimentarias que garanticen acceso a la canasta básica a todos los salvadoreños, a corto, mediano y largo plazo.

Así que llegó el momento de darle una esperanza a la utopía al pueblo salvadoreño, que ha pagado con hambre, miseria, dolor y sangre, el lado más oscuro de los rapaces intereses de las plutocracias y los macabros juegos geopolíticos imperialistas.


La situación del pueblo salvadoreña, es dolorosa, por lo que en las elecciones presidenciales de marzo, revive el grito de la utopía, ante el cinismo depredador de los grupos plutocráticos y clase política salvadoreña. Ya lo había advertido el arzobispo salvadoreño Oscar Arnulfo Romero, asesinado en 1980 por sus posiciones en favor de los pobres, al caracterizar la situación del país advirtió que “la causa de nuestra condición es la oligarquía", su “tenaz oposición a cualquier tipo de reforma que intente mejorar el nivel de vida de la gente”.

Al cabo de las décadas en el poder de ARENA, el panorama poco cambió. A la elite económica y a la dirigencia de derechas de El Salvador, no le importa la libertad, ni la democracia. A la derecha no le importa lo que piensa el pueblo. Le interesa utilizarlo. A la elite económica y a la dirigencia de derechas no le importa la educación del pueblo salvadoreño, y no le interesa por una sencilla razón, entre mas gente ignorante y sin estudios haya, será mas fácil de llevar a cabo sus planes. Es a propósito que los gobiernos areneros no invierten lo que tendrían que invertir en el rubro de educación. A la elite política y a la dirigencia de derechas no le importa la salud pública, bajo su óptica neoliberal ha dejado desprotegidos a los hospitales públicos, sin infraestructuras adecuadas, sin material medico adecuado y lo peor, sin medicinas.

Pero ante la virulenta psicosis que les ha producido la aplastante derrota electoral a los republicanos de EE.UU. y al ver que se les escapa uno de los enclaves centroamericanos que ha sido sostenido con sangre en las manos, el miércoles 11 de marzo, el representante del congreso Trent Franks (Republicano de Arizona) acusó al FMLN de ser un “partido pro-terrorismo” y sus colegas Connie Mack (Republicana de Florida), Dan Burton (Republicano de Indiana), y Dana Rohrabacher (Republicana de California) amenazaron a inmigrantes Salvadoreños viviendo en EE.UU. sobre su estatus legal y el envío de remesas.

No obstante, 33 miembros del congreso del partido mayoritario Demócrata declararon:

Nosotros rechazamos las sugerencias hechas que el gobierno de EE.UU. buscaría penalizar económicamente a los y las Salvadoreños, en EE.UU. o El Salvador, por ejercer su derecho a elegir el gobierno de su preferencia. Como miembros del congreso, nosotros no apoyaremos este tipo de medidas.”

En conferencia de prensa el 5 de marzo, Representante Raúl Grijalva (Demócrata-Arizona) dijo:

Nosotros necesitamos dejar la era de intervención y coerción económica en el pasado…Nosotros tenemos que respetar el derecho de nuestros vecinos a elegir sus propios líderes y su propia forma de gobiernos y basar nuestras relaciones fundamentalmente en este respeto.”


--



--

Ver también:

* El Salvador: se saca la sucia ARENA de Saca

* Saca, Cristiani y los encubridores de las masacres de ARENA


9 mar. 2009

El Salvador: se saca la sucia Arena de Saca

ARENA:
una genocida historia de paramilitarismo
y escuadrones de la muerte


El Partido Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) fue fundado en 1981 como la contraparte derechista de la insurgencia de izquierda, que buscaba eliminarla mediante una solución militar. Su creador fue el mayor Roberto D’Aubuisson, polémico personaje vinculado a los escuadrones de la muerte durante la guerra civil y candidato fallido en las elecciones presidenciales de 1984. En la década de los 90, reportes de las Naciones Unidas sobre derechos humanos en El Salvador responsabilizaban a ARENA de organizar escuadrones de la muerte y llevar a cabo masacres.

Bajo las condiciones extremas de la guerra civil en ese país, ARENA exhibió claramente la trayectoria y perfiles típicos de las organizaciones políticas de la extrema derecha latinoamericana, entre otros: vínculos empresariales, apoyo a proyectos conservadores católicos, relaciones con los republicanos estadounidenses, vinculaciones con sectores radicales del exilio cubano.
--



--
Las tropelías de los escuadrones de la muerte

Un documento extenso editado por la "Revista raices" aclara la proveniencia de los escuadrones de la muerte, sus operaciones en El Salvador. Es un resumen detallado fundamentado con documentos desclasificados de la CIA, que nos da a conocer los orígenes del partido ARENA. Para muchos jóvenes y personas que aun no conocen de donde viene ARENA, este resumen es un aporte importante para informarse y tomarlo de referencia en el futuro.

Redacción de Revista Raíces:

En octubre y noviembre de 1993, un brote de asesinatos en El Salvador de miembros prominentes del antiguo movimiento rebelde, Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, amenazó con socavar la paz que tan arduamente se había ganado en El Salvador y al mismo tiempo arrojaba dudas sobre la posibilidad de llevar a cabo elecciones libre y justas.

Preocupados que todo el proceso se podría entorpecer y por la seguridad de sus miembros, oficiales de alto rango del FMLN se reunieron con oficiales de las Naciones Unidas para solicitar una investigación inmediata de la violencia.

En noviembre el Sub-Secretario de las Naciones Unidas Marrack Goulding hizo una visita especial a El Salvador para investigar y el Secretario General de las Naciones Unidas pidió una investigación “imparcial, independiente y creíble” de los grupos armados ilegales, como lo hubo recomendado las Naciones Unidas a la Comisión de la Verdad en El Salvador.

Después de semanas de difíciles negociaciones a inicios de diciembre, el presidente Alfredo Cristiani finalmente acordó la formación de un “grupo conjunto” cuyo mandato sería investigar grupos armados ilegales y su posible participación en la violencia política de los dos años después de haberse firmado los acuerdos de paz.

Aunque los firmantes de los acuerdos y las Naciones Unidas reconocieron las implicaciones de la reciente violencia para mantener la posibilidad de elecciones libres y justas, ellos también entendieron que una investigación al más alto nivel, podría desacreditar a ARENA, el partido gobernante el cual estaría ligado a las actividades de los escuadrones de la muerte en el pasado, y podría crear mucha mas inestabilidad al proceso político al provocar una respuesta violenta de los grupos de ultra-derecha.

De tal manera, que fue logrado un acuerdo, sin embargo, el “grupo conjunto” no daría a conocer el reporte sino hasta después de las elecciones.

El Centro de Política Internacional efectuó su propia investigación de los escuadrones de la muerte salvadoreños basado en doce mil documentos que fueron previamente clasificados y dados ha conocer por la administración Clinton el pasado noviembre en respuesta a una solicitud del Congreso. Los documentos dados ha conocer por el arrojaron una nueva luz sobre lo que el gobierno de los Estados Unidos supo sobre Departamento de Estado, La Central de Inteligencia y el Departamento de Defensala estructura, operación y financiamiento de los escuadrones de la muerte desde finales de los 70 y en los 90.
Cables y reportes de la embajada de los Estados Unidos en San Salvador revelan la participación de oficiales de alto rango de las fuerzas armadas y de ARENA en la planificación y operación de las actividades de los escuadrones de la muerte en El Salvador a través de los 80 y los 90. Más aún, documentos de los 90 conectan a tales actividades, incluyendo un intento de golpe para derrocar al presidente Cristiani, a altos miembros del gobierno de ARENA y las Fuerzas Armadas, incluyendo, entre otros, al Vice-Presidente Francisco Merino, El Presidente de la Corte Suprema de Justicia Mauricio Gutiérrez Castro, Coronel Sigifredo Ochoa Pérez, General Juan Orlando Bustillo, y Coronel Francisco Elena Fuentes.

(1) Los documentos estadounidenses reflejaron una imagen perturbadora de las raíces del terrorismo de la derecha en El Salvador, del papel de ARENA en la formación de estructuras paramilitares y de la participación de altos miembros de las Fuerzas Armadas en las actividades de los escuadrones de la muerte.

Aunque este reporte se concentra en los asesinatos de civiles por los escuadrones de la muerte y en particular en la estructura paramilitar de ARENA, la cual trabajó estrechamente con las unidades de inteligencia de las fuerzas de seguridad y el ejército, los documentos de los estadounidenses también sugieren que en los 80 y 90 los escuadrones de la muerte fueron dirigidos desde fuera de las fuerzas de seguridad y el ejército.

( 2) Esos grupos usualmente operaban fuera de la S2 una unidad de inteligencia que frecuentemente de alguna manera involucró civiles.

(3) Aunque este reporte se concentra en el papel de la ultra-derecha y en particular en como el partido ARENA apoyó la violencia en El Salvador, nosotros no deseamos minimizar la importancia del papel de las instituciones en las actividades de los escuadrones de la muerte.

Este reporte basa su análisis de los antecedentes históricos de la actual violencia política en estos documentos recientemente dados a conocer por el Departamento de los Estados Unidos, los cuales incluyen tráfico de cables de la embajada Estadounidense y reportes preparados por analistas.

Alguna información en este reporte no puede ser exacta; más aún, alguna fuente pudo haber proveído información falsa. No obstante, los documentos reflejan que algunas agencias del gobierno estadounidense tuvieron un extenso conocimiento, mucho de este contundente, sobre las operaciones de los escuadrones de la muerte y aquellos involucrados en las actividades de planificación, financiamiento y niveles operacionales.


Orígenes de los escuadrones de la muerte en El Salvador

La organización paramilitar creada por d’Aubuisson, personas con poder económico y ex y miembros activos del ejército encuentran sus origenes en lo que la CIA denominó “larga historia de El Salvador en el uso de la violencia política como una herramienta, quizás marcada de manera mas dramática, por su extensa represión y asesinatos de campesinos después de la fracasada rebelión campesina en 1932.

(4) La organización primaria es la Organización Democrática Nacional (ORDEN) un grupo apoyado por el gobierno creado en 1966 para contra restar el surgimiento de actividades políticas entre campesinos y obreros urbanos. De acuerdo a un reporte de la CIA con fecha marzo 18, 1981, ORDEN fue constituida por decenas de miles de campesinos conservadores y sirvieron como una herramienta para el aterrizaje de dicha organización. ORDEN incluyó personal retirado de las Fuerzas Armadas quienes fueron parte de la reserva nacional. Hasta su desmantelamiento oficial en 1979 ORDEN sirvió principalmente como una organización dedicada a la colección de información de inteligencia, identificando y tomando acción contra quienes ellos consideraban enemigos del régimen.

ORDEN fue creada bajo la dirección del coronel, José Alberto “chele” Medrano, el ultra derechista antiguo jefe de la guardia nacional, padre de la agencia de inteligencia ANSESAL (también disuelta en 1979 en el tiempo del golpe de estado de los militares reformistas) y mentor del mayor Roberto d’Aubisson quien fue número tres de ANSESAL en el momento de su disolución.

La formación de ANSESAL agencia especial de inteligencia se produjo en 1962 por el Coronel, Medrano. Esa agencia fue transferida del Ministerio de Defensa a la Casa Presidencial en 1965, donde esta vino a ser la agencia salvadoreña de inteligencia.

En 1967, fue adoptado el nombre de ANSESAL y el director de esa agencia sirvió como un consejero del presidente en asuntos de seguridad interna. Su principal trabajo fue colectar información de inteligencia de los grupos de izquierda y sus actividades. Su sección de operaciones condujo interrogaciones e investigaciones y trabajo en contrainteligencia y propaganda e intercambió información con la Guardia Nacional, la Policía Nacional y ORDEN.

De acuerdo a una variedad de fuentes, D’Aubisson robó los archivos de ANSESAL al momento de su salida de esa organización en 1979, y usó la información de esos archivos para planificar y realizar actividades terroristas. ORDEN de la cual su estructura básica permaneció intacta no obstante su disolución oficial, serviría como una red para grupos paramilitares diseminados en todo el país.
--



--

Orígenes de ARENA

La Alianza Republicana Nacionalista, mejor conocida como ARENA, fue “fundada en 1981 por Roberto d’Aubisson un ex oficial de inteligencia del ejército quien fue degradado después del fallido intento de golpe de estado.”

(6) De acuerdo a una evaluación de inteligencia de la CIA, “detrás de la imagen externa de ARENA se esconde una red terrorista encabezada por d’Aubuisson y sus corruptos seguidores y la cual es financiada por ex patriados salvadoreños de poderosa posición económica residentes en Guatemala y los Estados Unidos.

(7) Documentos de los Estados Unidos demuestran que en el momento de su formación, ARENA fue principalmente una organización paramilitar.Y aunque ARENA se convirtió en un partido político, este nunca perdió su característica paramilitar, y aunque algunos de sus miembros, incluyendo el presidente Cristiani, buscaron distanciarse de la tendencia mas violenta de ese partido.
En mayo de 1980, en una finca en Santa Tecla, tropas del gobierno arrestaron a un grupo de 24 individuos, consistentes de civiles adinerados y activos y retirados oficiales del ejército, incluyendo al Mayor d’Aubisson, Mayor Roberto Mauricio Staben, Capitán Alvaro Saravia, Teniente Rodolfo López Sabrían, Antonio Cornejo, Ricardo Valdivieso y otros individuos conectados a la extrema derecha.

De acuerdo a los documentos de los Estados Unidos al momento del arresto, fueron confiscados documentos, aparentemente de propiedad de d’Aubisson, los cuales daban claras indicaciones del golpe que planeaban los derechistas, incluyendo una proposición para formar una nueva junta.



(8) Entre los documentos confiscados estaba el libro de anotaciones de Alvaro Saravia, el cual incluía información de la participación de miembros de ese grupo en el asesinato del Arzobispo Oscar Arnulfo Romero y en otras actividades paramilitares.

Pero, no obstante la evidencia contra el grupo de golpistas, ellos fueron puestos en libertad unos días después, y d’Aubisson se fue del país, y procedió a recaudar fondos y apoyo internacional para su partido político Frente Amplio Nacional, el antecesor de ARENA.

Durante este tiempo, d’Aubisson recibió apoyo táctico y financiero de Salvadoreños adinerados que vivían en el exilio. De acuerdo a un cable del Departamento de Estado de diciembre de 1980, una fuente confiable indicó que un grupo de cuatro salvadoreños viviendo en Guatemala ofrecieron apoyo para muchas de las actividades que llevaron a cabo aquí grupos terroristas de derecha.

El grupo consistió de Roberto d’Aubisson, Coronel, Eduardo Meléndez, Coronel, Eduardo Iraheta Gónzalez Suvillaga y Coronel, Eulalio Santibáñez. De acuerdo a la fuente, d’Aubisson “mantuvo contactos directos con el Ministro de Defensa García,” encabezó la Brigada Anti-Comunista Maximiliano Hernández Martínez” y fue el responsable de crear algunos de los escuadrones de la muerte.”

(9) Miami también ofreció una importante conexión para las actividades de los escuadrones de la muerte. En Enero 1981 un “altamente respetado abogado salvadoreño informó al embajador Robert White y al encargado de la misión diplomática Mark Dion” que un grupo de seis millonarios salvadoreños residentes en Miami estaban financiando y dirigiendo las actividades de los derechistas escuadrones de la muerte desde hacia un año,” y que ellos estaban amenazando a otras personas de negocios quienes no estaban cooperando con su plan político.

De acuerdo a esa fuente, ese grupo de seis extremadamente ricos terratenientes quienes perdieron grandes extensiones de tierra en la fase uno de la reforma agraria tuvieron la estrategia siguiente:

Para reconstruir el país sobre una nueva fundación este debe ser destruido totalmente, la economía debe ser dañada, el desempleo debe ser masivo, la junta debe ser derrocada y un “buen” oficial del ejército debe tomar el poder e iniciar una limpieza total asesinando trescientos, cuatrocientos o quinientos mil personas, cualquiera sea el precio que tome deshacerse de los comunistas y sus aliados.

D’Aubisson también viajó a Sur América durante ese periodo para buscar apoyo para sus actividades. Un memorando de la embajada de los Estados Unidos en Argentina fechado el 5 de enero de 1981 narra una conversación con un agente de inteligencia argentino quien reportó que d’Aubisson hubo estado en Buenos Aires, donde él recibió substancial apoyo financiero de civiles derechistas en Argentina.

Fue justamente en ese periodo que ARENA nació como un partido político, algunos dicen que esto ocurrió debido al apoyo de consejeros estadounidenses en Miami, y el Congreso de los Estados Unidos.

Salvadoreños adinerados y miembros del ejército se dieron cuenta que en el nuevo clima político, marcado por la presión de los Estados Unidos para que se realizaran elecciones libres y justas un partido era necesario para representar sus intereses a nivel político.

d’Aubuisson regresó a El Salvador y ayudó a fundar ARENA en Septiembre de 1981. El nuevo partido ganó las elecciones legislativas de 1982, pero perdió las elecciones presidenciales de 1984, y finalmente, ganaron la presidencia en 1989 después de un cambio de imagen.

(13) Los escuadrones de la muerte de ARENA y su conexión con el ejército en su estudio de octubre de 1983 Estudio selectivo sobre los escuadrones de la muerte, la CIA y el Departamento de Estado describen en detalles de la estructura y operación de los escuadrones de la muerte de ARENA: La organización paramilitar de la Alianza Republicana Nacionalista ARENA, fue organizada y es dirigida por el Dr. Pedro Regalado Cuellar…. El jefe de seguridad de la asamblea legislativa. Las actividades de esos grupos son realizadas con la aprobación y el conocimiento del líder y presidente de la asamblea legislativa Roberto d’Aubisson. Este escuadrón ha recientemente utilizado el nombre “Partido Secreto Anticomunista (ESA) de manera de tener un frente publico para emitir comunicados y amenazar a personas mientras encubrían la verdadera fuente de violencia.

El número de miembros de los escuadrones de la muerte de ARENA varió de entre 10 y 20 individuos, compuestos por miembros del Ejército, la Policía Nacional, la Policía de Hacienda y civiles seleccionados.

Los grupos se encargaron de cometer asesinatos, secuestros, torturas e intimidación política. Sus principales objetivos fueron los revolucionarios de izquierda y miembros del Partido Demócrata Cristiano, sus principales rivales por el poder.

Los miembros de esos grupos extremistas se veían, así mismos, como vigilantes de quienes el único propósito era proteger El Salvador de maneras que el ejército no pudiera atarles sus manos en su lucha contra la guerrilla. En el nivel político los areneros vieron un descontento ciudadano como una ventaja para el PDC.

Ellos percibieron al Partido Demócrata Cristiano como un enemigo de casi igual a la guerrilla. El estudio describe como las organizaciones paramilitares anexas a ARENA ocasionalmente operaron en coordinación con escuadrones de la muerte compuestos principalmente de miembros de la policía nacional, y como ese cuerpo de seguridad proveería armas de apoyo a las operaciones paramilitares de ARENA, específicamente, los documentos describen la participación de René Emilio Ponce en las actividades de los escuadrones de la muerte a principios de los 80. René Emilio Ponce fue otro simpatizante de las actividades de los escuadrones de la muerte de ARENA, quien además fue miembro de los escuadrones paramilitares de la Policía Nacional y fue Director del Departamento General de Tránsito de la Policía Nacional.

Ponce dio asistencia a Regalado y a su equipo en la adquisición y documentación de vehículos usados en actividades terroristas. Ponce, la cabeza de la Tandona, la poderosa clase militar de 1966, vendría a ser mas tarde Jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas salvadoreñas y luego Ministro de Defensa y está implicado por la Comisión de la Verdad en el asesinato de seis jesuitas, su ama de casa y su hija.

En 1983, otra fuente proporcionó a la embajada de los Estados Unidos una escalofriante historia de cómo las operaciones de los escuadrones de la muerte fueron planeadas, financiadas y ejecutadas.

De acuerdo a la fuente, esos escuadrones de la muerte de la derecha, los cuales estuvieron conectados al grupo de d’Aubuisson recibieron sus órdenes de un miembro de la familia Sol. Miembros jóvenes de la familia Sola y algunos miembros de la Asociación Nacional de la Empresa Privada ANEP….la cadena de comando incluyó “ intermediarios” que tuvieron contacto con oficiales retirados quienes fueron a diferentes cuerpos de seguridad como “hombres de maletines negros” sobornando y reclutando adeptos. Los mas recientes miembros de los escuadrones de la muerte fueron reclutados de bajos y medios niveles (capitanes y mayores) de las diferentes fuerzas de seguridad.
Los asesinos a sueldo se encuentran al final de una jerarquía vertical encabezada por los jefes a quienes los soldados no conocieron. Los documentos de los Estados Unidos ofrecen evidencias substanciales señalando la participación de las fuerzas de seguridad, incluyendo la Policía Nacional, la Guardia Nacional, y la Policía de Hacienda en las actividades de los escuadrones de la muerte a través de los 80 y ligando dichas actividades a ARENA.

Aun durante ese periodo, el gobierno de los Estados Unidos públicamente señaló que las actividades de los escuadrones de la muerte fueron atribuidas a extremistas de derecha más que al gobierno mismo. Sin embargo, el gobierno estadounidense supo que ciertos miembros de las Fuerzas Armadas y fuerzas de seguridad pudieron haber estado ligados a las actividades de los escuadrones de la muerte, pero negó responsabilidad institucional. Los documentos de los Estados Unidos, sin embargo, demostraron, que altos miembros de las fuerzas de seguridad y el ejército estuvieron involucrados en tales actividades.
--



--
Por ejemplo, en 1983, el capitán Eduardo Alfonso Avila, un socio cercano de d’Aubuisson quien fue implicado en los asesinatos del Arzobispo Romero en marzo de 1980 y de dos asesores laborales de los Estados Unidos y el presidente del ISTA, hecho ocurrido en el hotel Sheraton en enero de 1981, efectuó una visita clandestina a El Salvador que atrajo la atención de el servicio local de inteligencia de los Estados Unidos.

Aunque legalmente sujeto a ser arrestado bajo cargos de deserción, el capitán Avila retornó con la ayuda de simpatizantes del servicio de inmigración y vivió aquí bajo la protección de la guardia nacional. De acuerdo a un documento de 1983, de la CIA y el Departamento de Estados de los Estados Unidos, entre los visitantes que Avila recibió en ese viaje estuvieron: Roberto d’Aubuisson, Teniente Roberto Staben, probablemente miembro de los derechistas escuadrones de la muerte “unión de guerreros blancos”, Mayor Enzo Guillermo Rubio, Jefe de la Policía Nacional de Santa Ana, Teniente, Arístides Márquez, cabeza de los escuadrones de la muerte de la Policía Nacional, Capitán Rafael López Dávila, supervisor de las cárceles secretas de las Policía Nacional, Capitán Francisco Morán Recinos oficial de la Policía de Hacienda, Teniente Joaquín Zacapa, ejecutivo del destacamento militar número seis (la unidad involucrada en la masacre de Las Hojas), Teniente René Emilio Ponce, miembro de los escuadrones de la muerte de la Policía Nacional, Teniente Rodolfo Isidro López Sabrían quien junto a Avila ordenaron la ejecución en los asesinatos del hotel Sheraton, Teniente Mario Denis Morán, líder de los recientemente organizados escuadrones de la muerte en el Centro de Ingenieros de la Fuerza Armada (los cuales pueden haber usado el nombre Brigadas Anticomunistas General Maximiliano Hernández Martínez). Todos los visitantes probablemente representan a la mayoría de los elementos de la sub-cultura terrorista de derecha de El Salvador.

Como esos documentos indican, a través de los 80, ARENA frecuentemente actuó como una organización sombrilla para una diversidad de escuadrones de la muerte, incluyendo aquellos que operaron afuera de las fuerzas de seguridad para controlar el trabajo de los distintos grupos paramilitares y reunirlos bajo un plan político unificado.

Una evaluación de inteligencia de la CIA en 1985 reportó el amplio apoyo para el terrorismo de derecha de ARENA. El reporte señaló que los métodos usados frecuentemente sugirieron que los escuadrones de la muerte tenían una capacidad a lo largo del país. Hubo evidencia substancial de una relación de trabajo con las fuerzas de seguridad y entre organizaciones clandestinas muchas de las cuales se cree tuvieron nexos directos con d’Aubuisson y la estructura paramilitar de ARENA, tales como: La Brigada Anticomunista Maximiliano Hernández Martínez, Ejército Secreto Anticomunista (ESA) y la Unión Guerrera Blanca.

De acuerdo a una fuente: el ESA es solo una de las cabezas de la misma bestia. Hay grupos similares a lo largo de todo el país, incluyendo el grupo salvadoreño anticomunista (GAS) y el ESA en el centro de El Salvador. Todos estos grupos son controlados por los mismos “jefes”. La apariencia de ser fracciones independientes solo es un subterfugio para dar la impresión de tener participación de las masas y ser de responsabilidad multifocal. Algunas veces, el Mayor d’Abuisson daría una orden directamente; en otras ocasiones los superiores de d’Aubuisson tomarían la iniciativa.

Visita del Vicepresidente Bush

A finales de noviembre de 1983, a raíz del incremento de la violencia por los grupos paramilitares de derecha y de los escuadrones de la muerte del ejército y una clara evidencia de una conexión en Miami, el director del FBI inició una investigación formal en relación a grupos de individuos operando desde Miami quienes estaban deliberadamente recogiendo fondos y armas para los escuadrones de la muerte en El Salvador.” A principios de Diciembre, el oficial político del Departamento de Estado Todd Greentree viajó a Miami para discutir las actividades de la derecha con dos grupos de Salvadoreños adinerados. Dos de las fuentes fueron simpatizantes de José Alberto Medrano, a quien Greentree describió como

“El Padrino” de los oficiales derechistas como el ex Mayor Roberto d’Aubuisson, Teniente-Coronel Mauricio Staben, ex Mayor Guillermo Roeder y ex- Coronel Ramón González Suvillaga.” De acuerdo a Greentree. Todas las fuentes establecieron que los miembros de ARENA estaban dirigiendo las actividades de los escuadrones de la muerte en asociación con miembros de las fuerzas de seguridad. Ellos mencionaron figuras importantes de ARENA… ellos asumieron que miembros de las fuerzas de seguridad estuvieron colaborando, al menos en un bajo nivel…ninguna de las fuentes tuvo la voluntad o fue capaz de nombrar a miembros de la Fuerza Armada o de los expatriados residentes en Miami que podrían estar participando en las actividades de la extrema derecha.Las fuentes coincidieron en mencionar que jóvenes adinerados estaban probablemente participando en la violencia creada por ARENA.

En ese contexto fue que el Vice-Presidente George Bush, acompañado del Coronel, Oliver North, hizo una importante visita a El Salvador en diciembre de 1983, trayendo con él una lista de nombres de oficiales y civiles involucrados en las actividades de los escuadrones de la muerte.

En las reuniones con el presidente Magaña y altos líderes del ejército Bush hizo hincapié en que la administración Reagan buscaría un aumento en la ayuda de ese país para el gobierno, solo si el mismo gobierno y el ejército tomaran pasos firmes para resolver el problema de los escuadrones de la muerte. Bush insistió que ciertos elementos del ejército y civiles ligados a esas actividades fueran asignados en labores en el extranjero y pidió el arresto del capitán Avila y demandó que otros fueran arrestados y procesados judicialmente.

Aunque el presidente Magaña prometió a la Embajada de los Estados Unidos que esas medidas serían tomadas para cumplir con esas recomendaciones, un mes después de la visita de Bush la CIA dijo: “el esfuerzo por el gobierno civil y el alto mando militar para romper el esquema de violencia de la derecha pareció enfocado exclusivamente para apaciguar a Washington.”

Documentos describen cómo las medidas que fueron tomadas por el gobierno para transferir dos oficiales de inteligencia de la Policía Nacional al extranjero fueron contrarrestadas por el ejército al asignar oficiales ultraderechistas ligados a los escuadrones de la muerte, a los cargos vacantes.

Aún más, otros notables extremistas de ultra derecha fueron asignados a destacamentos prestigiosos. Esos nombramientos incluyeron a los Tenientes-Coroneles Morán, Zepeda, Zacapa, Ponce y Staben, todos cercanos colaboradores del ultra derechista Roberto d’Abuisson y su Alianza Republicana Nacionalista, ARENA.

Continúan las actividades paramilitares

Aunque el estilo de asesinatos de los escuadrones de la muerte declinó después de la visita de Bush en 1983, los documentos de los Estados Unidos señalan que los escuadrones de la muerte continuaron operando en El Salvador en la década de los 80.

Menos de seis meses después de la visita de Bush, el General estadounidense Vernon Walters se reunió con d’Aubuisson para informarle que el presidente Reagan estaba altamente preocupado por lo que él creyó ser una información confiable que gente de ARENA estaba fraguando el asesinato del embajador Pickering y otros.”

En Febrero de 1985, la CIA concluyó que no obstante el esfuerzo oficial para disminuir las actividades de los escuadrones de la muerte, su estructura permaneció intacta, y ARENA continuó a contribuir a la violencia.
Como un reporte indicó: El abanderado ultraderechista Roberto d’Aubisson y miembros de su Alianza Republicana Nacionalista, ARENA, dirigieron y cooperaron con algunos grupos terroristas. Aunque nosotros percibimos que la red terrorista interna de ARENA es solo un componente de un fenómeno mucho más amplio de la violencia derechista en El Salvador, la actitud y metas del partido ARENA influenció perspectivas extremistas en general y por añadidura, ayudó a determinar las posibilidades para el resurgimiento de la violencia.

Un caso que estuvo cerca de revelar la estructura y operación de las actividades de los escuadrones de la muerte en El Salvador ocurrió en marzo y abril de 1986, donde altos miembros de ARENA y del ejército cercanos colaboradores de d’Aubisson se vieron implicados en secuestros para obtener fondos. La banda no fue un escuadrón de la muerte ya que los secuestradores no asesinaron a sus víctimas. Más aun las víctimas no fueron colaboradores de la guerrilla, sino, individuos adinerados, de alguna manera ligados a ARENA. No obstante, su estilo de operar fue similar a un escuadrón de la muerte: los secuestradores pretendieron ser miembros del FMLN, pero las armas y los vehículos usados pertenecieron al ejército y una alianza existió entre civiles y miembros del ejército. Más aún, muchos de esos implicados en la banda estuvieron asociados a los escuadrones de la muerte en el pasado.

En marzo 30, en conexión con uno de esos secuestradores, Orlando LLovera Ballete, el suegro de López Sabrían, fue arrestado, interrogado y comenzó a hablar. El mencionó a varios civiles y militares ligados a d’Abuisson, incluyendo Antonio Cornejo Arango, quien estaba implicado en el plan para asesinar a Pickerin, Coronel Carlos Alejandro Zacapa Butter, Oficial Ejecutivo del Regimiento de Caballería y el Mayor José Alfredo Jiménez Moreno, ex Oficial de Inteligencia de la Quinta Brigada. Coronel Roberto Mauricio Staben, un miembro de la Tandona, la clase militar poderosa a la que perteneció Ponce, y Joaquín Zacapa fueron implicados en el caso. Varios individuos fueron detenidos en conexión con el caso. Aunque inicialmente, el liderazgo militar indicó que ellos aceptarían medidas disciplinarias contra sus colegas, varias semanas mas tarde, representantes de la Tandona informaron al presidente Duarte que no sería posible procesar judicialmente a Staben por su participación en la banda de secuestradores, debido a la falta de suficientes evidencias.

Ese caso es notable por que aun los sectores más poderosos de la sociedad fueron incapaces de obtener justicia contra esos grupos de poderosos civiles y oficiales del ejército. Eventualmente los cargos fueron retirados contra la mayoría de los acusados, pero no antes que algunos individuos murieran bajo circunstancias inusuales, incluyendo Sigifredo Pérez Linares, uno de los líderes de los escuadrones de la muerte operando fuera de la Policía Nacional, quien murió bajo custodia policial. Joaquín Zacapa, Carlos “sandi” Zacapa, y Víctor Antonio Cornejo Arango vinieron a ser fugitivos de la justicia. Solo López Sabrían está guardando prisión por su participación en la banda de secuestradores.

En 1988, miembros de ARENA también estuvieron implicados en un intento de frustrar la extradición a El Salvador de Alvaro Saravia por su participación en el asesinato del Arzobispo Oscar Romero. Saravia, un ex Oficial de la Fuerza Aérea, estuvo entre los capturados en una finca en Santa Tecla en 1980 y él era el propietario de la famosa libreta de notas la cual descubrió la participación de civiles adinerados y miembros del ejército en actividades paramilitares.

El gobierno de los Estados Unidos especuló que el círculo de amistades de d’Abuisson estuvo conectado a la defensa de Saravia. Posteriormente, en agosto de 1988, el abogado estadounidense de Saravia presentó a la corte estadounidense un documento para revocar la orden de arresto contra Saravia, documento que el abogado dijo que provenía de la Corte Suprema de Justicia de El Salvador.

De hecho, el documento fue el borrador de la opinión de un abogado civil salvadoreño quien se desempeñaba como un juez administrativo, y el documento fue enviado desde la maquina de fax de las oficinas de mariscos Tazumal, una compañía de pescados y mariscos la cual tenía en su junta directiva a Roberto d’Aubisson, Víctor Cornejo Arango, Teniente Coronel Joaquín

Zacapa y Teniente Carlos “sandi” Zacapa, así lo establecieron cables del Departamento de Estado en Octubre de 1988. La identificación de la maquina de fax de mariscos Tazumal claramente conectó a la defensa de Saravia a una esfera de golpistas, jefes de escuadrones de la muerte, secuestradores, ladrones de niños, locos colocadores de bombas, ladrones de carros y otro tipo de actividades criminales.

Ninguno de ellos ha sido condenado, y su procesamiento judicial es improbable debido a que d’Aubisson y sus asociados estén libres para manipular el sistema judicial Salvadoreño. Los esfuerzos de extradición no fueron exitosos, pero Alvaro Saravia, daría al gobierno de los Estados Unidos información clave sobre las actividades de los escuadrones de la muerte.

En adición a la implicación de d’Aubisson, Eduardo Avila y Ernesto Sagrera en el asesinato del Arzobispo Romero, él también declaró que d’Aubuisson hubo ordenado el secuestro de Emilio Charur en una reunión sostenida en la casa de Armando Calderón Sol, candidato presidencial de ARENA para las elecciones de Marzo de 1994.

¿Puede ARENA romper con su pasado violento?

A través de los 80, escuadrones de la muerte derechistas jugaron un papel desestabilizador en la política salvadoreña. Aunque en reposo durante ciertos periodos, los escuadrones de la muerte fueron reactivados cuando fue necesario para llevar a cabo el plan político de ARENA.

En Octubre de 1983, la CIA y el Departamento de Estado, en su selectivo estudio de los escuadrones de la muerte, dijo lo siguiente acerca del contexto en el cual las organizaciones paramilitares de ARENA estaban operando:

La Alianza Republicana Nacionalista, ARENA y su líder Roberto d’Aubuisson han consolidado su poder y ahora se sienten capaces de actuar con relativa impunidad contra aquellos que son percibidos como sus enemigos. Al mismo tiempo, sus rivales democráticos por el poder han mejorado sus organizaciones, ampliado sus bases políticas y amenazan con derrotar a ARENA en las próximas elecciones. Los derechistas también se siente amenazados por el rumbo de la política “liberal” ejemplificada por el programa de amnistía del gobierno, las conversaciones de paz entre el gobierno salvadoreño, el gobierno estadounidense y los líderes de la guerrilla y programas socio-económicos tales como la reforma agraria y en respuesta ellos han implementados campañas designadas a descarrilar esos programas, castigando a aquellos que implementan cambios e intimidando a otros que respaldan esos programas.

Hoy, ARENA se convirtió en el partido del sector privado de la derecha. Aun después de la muerte de D’Aubisson en 1992, ultra derechistas quienes formaron parte del partido, aun se encuentran en su núcleo.

Documentos de los Estados Unidos revelan que, a mediados de los 90, miembros de ARENA cercanos a d’Aubuisson discutieron métodos para asesinar al Presidente Cristiani, quien es visto como un miembro moderado del partido. Tales individuos incluyeron d’Aubisson, el Vice-presidente Francisco Merino, y otros salvadoreños adinerados, quienes supuestamente pagarían a los miembros de los escuadrones de la muerte y cubrirían sus gastos. Francisco Merino recientemente negó su participación en las actividades de la muerte, mientras reconocía que los escuadrones de la muerte fueron una realidad en El Salvador. El presidente de la Corte Suprema de Justicia Mauricio Gutiérrez Castro y el Coronel Sigifredo Ochoa también fueron implicados en el intento de asesinato de Cristiani, por ser leales a d’Aubisson.

Más aún, en diciembre de 1990, el Departamento de Estado expresó seria preocupación por un reporte de un intento de revitalizar los escuadrones de la muerte de derecha y por la participación de d’Aubuisson, Coronel, Ochoa, Juan Bustillo, Elena Fuentes y otros.

Los cables indican que el Departamento de Estado hubo recibido preocupantes informes de la participación de la ultra derecha y las fuerzas armadas en tales actividades, incluyendo la Fuerza Aérea, la Primera Brigada de Infantería y la Policía de Hacienda. Aunque los escuadrones de la muerte no operan ahora con el mismo grado de impunidad como ellos lo hicieron a principios de los 80, la resurgencia de las actividades en esta crítica coyuntura levanta seria preocupación por la sobre vivencia de los acuerdos de paz.

La participación del FMLN en las elecciones, la implementación de la reforma agraria, y la participación internacional en el proceso de paz representan una amenaza para que ARENA continúe en el poder y podría provocar una violenta reacción de los extremistas.

Calderón Sol no representa la tendencia política moderna y moderada de Cristiani y su partido ARENA. Su cercana relación del pasado a d’Aubisson y a los ultra conservadores en el partido levanta serias preocupaciones acerca de sus compromisos con los Acuerdos de Paz y el respeto por los derechos humanos.

En un artículo publicado recientemente por el Washington Post y escrito por Douglas Farah, fuentes cercanas a ARENA reportaron que la extrema derecha estaba ganando control y pretendían remover los Acuerdos de Paz. Esos esfuerzos de acuerdo a un informe, fueron apoyados por militares retirados recientemente.

Recomendaciones de la política de los Estados Unidos

Gran parte de los documentos recientemente dados a conocer por los Estados Unidos sobre las actividades de los escuadrones de la muerte vienen desde principios de los 80, principalmente por que los casos de los escuadrones de la muerte investigados por la Comisión de la Verdad de las Naciones Unidas son de ese periodo. No obstante, las escasa información disponible de finales de los 80 y principios de los 90 sugieren que mucha de la misma gente puede aún estar involucrada en las actividades de los escuadrones de la muerte de hoy, y que los nexos entre miembros de la Fuerza Armada y acaudalados civiles aún persiste.

A medida que los documentos de los Estados Unidos arrojen una pista sobre aquellos involucrados en la violencia política actual, estos pueden prevenir mas pérdidas de vidas. En adición a esos documentos ya desclasificados por el Departamento de Estado, CIA y el Departamento de Defensa, el gobierno de los Estados Unidos debería ordenar al FBI a dar a conocer los resultados de su investigación sobre el financiamiento en
Miami de los escuadrones de la muerte y sus actividades en El Salvador, desclasificar documentos del Consejo Nacional de Seguridad relacionadas a esas investigaciones y dar a conocer documentación que evidencia las actividades de los escuadrones de la muerte en los últimos años.

Finalmente, esto debería animar al nuevo gobierno salvadoreño a procesar judicialmente a aquellos individuos, tanto civiles o militares implicados en la planificación, financiamiento, y operación de las actividades de los escuadrones de la muerte. Solamente procediendo contra aquellos involucrados al más alto nivel de las actividades paramilitares puede lograrse una paz duradera, respeto por los derechos humanos y un final a la impunidad con la cual los escuadrones de la muerte continúan operando.
--



--



Referencias:


* Escuadrones de la muerte (El Salvador). (2009, 9) de febrero. Wikipedia, La enciclopedia libre. Fecha de consulta: 17:37, marzo 10, 2009. Disponible en: http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Escuadrones_de_la_muerte_(El_Salvador)&oldid=23970637.

* González Ruiz, Edgar (27/02/2005). Millonarios y escuadrones de la muerte: la ultraderecha gobierna en El Salvador [En línea]. Disponible en: http://www.ecumenico.org/leer.php/266

* Gutiérrez, Raúl y Alberto Barrera (10/9/2007). Violencia y terror generan pandillas y grupos de exterminio. Raíces. http://www.raices.com.sv/Poder/detalles.asp?NewsID=1296

* Informe "De la locura a la esperanza: La guerra de 12 años en El Salvador. [En línea]. Funcación acción pro derechos humanos. Disponible en: http://www.fundacionpdh.org/lesahumanidad/informes/elsalvador/informe-de-la-locura-a-la-esperanza.htm

* Roberto D´aubuisson y los escuadrones de la muerte. La página de Maíz.No. 134 a. Disponible en: http://www.equipomaiz.org.sv/images/PagsPDF/Pag134.pdf